El club español desbancó al Manchester United como el equipo más rico del mundo y todo indica que estará en el No. 1 por varios años.

El Real Madrid le ha dado una nueva alegría su afición. Esta semana se confirmó que el club blanco es el equipo más rico del mundo, según un estudio de la revista Forbes. El anterior No. 1, el Manchester United, nuevamente ha caído ante Real, después de ser eliminado en octavos de final de la Champions League este mismo año.

Con unos ingresos de más de 600 millones de dólares en 2012, el valor estimado actual del Madrid ronda los USD $3.3 billones, contra las 3.17 del United. El Real no es solamente el club de fútbol más valioso del mundo: no hay franquicia deportiva en el planeta que valga más que el equipo blanco.

El principal gestor de la actualidad económica del club es su presidente, Florentino Pérez. ‘Tito’, como se le conoce, es un empresario reconocido a nivel mundial, también preside el Grupo ACS, una multinacional de ingeniería y construcción civil. Florentino fue el responsable del Madrid de los Galácticos, que eventualmente desembocaría en el modelo del equipo actual. En aquella época, Pérez fichó a Zidane, Beckham y Figo, entre otros, haciendo gala de lo que varios años después, Diego Torres, periodista de El País, llamaría ‘futbolistas inversión’.

En su artículo del 20 de junio de 2009, Torres asegura que, pese a las críticas por el alto valor pagado por Cristiano Ronaldo (122 millones de dólares), Florentino estaba “feliz de haber impulsado una campaña publicitaria mundial de valor incalculable”. Ese año, el Manchester United estaba paralizado. Su propietario, Malcom Glazer, tenía acciones del City Bank y se arruinó con la crisis bancaria estadounidense. Le pasó al club inglés su deuda para comprar las acciones del club, que cotiza en Bolsa. Así, el Manchester pasó a financiar la deuda de Glazer.

Torres describió a Kaká y Cristiano como ‘futbolistas-inversión’, los cuales además de jugar, generan grandes beneficios económicos. “Atraen la atención de las grandes audiencias porque son símbolos sociales allí donde se acumula más dinero, sobre todo, en el mercado anglosajón y en Asia”, escribió Torres en su nota.

Florentino está en su segundo periodo al mando del Real Madrid. Llegó con Cristiano Ronaldo, Kaká y Benzema bajo el brazo, y sin duda alguna, son dos sucesos que van ligados con la situación económica del club. La estrategia es simple: pagar mucho dinero por los mejores del mundo, ganar la mayor cantidad de títulos posibles y expandir las líneas de negocios, algo más complejo de lo que parece si se tiene en cuenta la crisis que atraviesa la economía española.

En su primer mandato, que comenzó en el 2000, Florentino encontró un club en crisis. Vendió jugadores, reclutó inversionistas y contrató no sólo a los mejores futbolistas del mundo, sino a los más mediáticos. Los ingresos del Madrid por concepto de comercialización explotaron hasta llegar a un incremento del 45 por ciento en 2005. La llegada de las ‘megaestrellas’ ayudó al club en su negociación de nuevos contratos televisivos, mientras que obras en su estadio ayudaron a doblar las regalías por concepto de asistencia en los días que el club jugaba.

Actualmente, los derechos de transmisión de los partidos del Real llega a los 250 millones de dólares, mientras busca expandir Real Madrid TV, su canal privado, además de explorar aún más el mercado de aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas.

Pese a la crisis, el modelo de Florentino sigue demostrando su inteligencia. El Madrid acaba de firmar un nuevo contrato con Adidas por USD $50 y sus patrocinadores ya le dejaron USD $240 el año pasado. Este año finaliza el contrato con la compañía de apuestas en línea Bwin y un nuevo contrato con la misma, u otra empresa, puede traer más de USD $20 por temporada.

Lo más asombroso de todo es que el club todavía puede crecer más. Los ingresos del Madrid por fuera de España constituyen el 65 por ciento del total y es aquí donde el club quiere explorar todavía más el mercado, jugando amistosos en Asia y Norteamérica, cómo ya lo ha hecho en el pasado.

Será muy difícil bajar al Real Madrid de la cima. Los resultados deportivos se están viendo nuevamente, el club cuenta con futbolistas de la talla de Cristiano Ronaldo y sus partidos siguen atrayendo audiencias masivas. Dominando los aspectos comerciales, con grandes contratos de publicidad, derechos de transmisión y regalías de ingresos, el Madrid es un “monstruo de tres cabezas”, como lo describió el banquero Nishant Teller, de Inner Circle Sports, una firma de inversionistas enfocada en la industria deportiva. El futuro pinta bien, al menos en lo económico, para el nueves veces campeón de Europa.