La Asociación Nicaragüense por el Socialismo y la Paz le rindió un homenaje póstumo la noche de este lunes, a quien en vida fuera el compañero Porfirio García Ramírez, presidente de la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM),  que este domingo entregó su alma al Creador.

El homenaje se llevó a cabo en la funeraria Monte de los Olivos, donde el doctor Julio Briceño habló sobre las luchas antisomocistas de Porfirio durante las décadas de los 60 y 70.

Briceño calificó a Porfirio como un patriota ejemplar, que tuvo una enorme disposición para el sacrificio por los demás, al tiempo que cuestionó a los que han atacado la Patria, a los que calificó como “mercaderes del militarismo imperial”.

Dijo que Porfirio fue un revolucionario clasista porque él actuaba con amistad, cariño y confesó: “yo lo vi en distintas ocasiones y en que anduvimos juntos y eso no tiene precio y por esas razones compañeros los que estamos aquí y los que conocimos en aquellas décadas de 1960 y 1970 en la lucha contra la dictadura somocista, podemos decir que con Porfirio somos hermanos eternamente”.

Hemos envejecido pero sin arrugas en el alma, la ideología revolucionaria clasista nos proporciona la longevidad mental y Porfirio tenía ese tipo de longevidad”, dijo el doctor Briceño, quien recordó a otros compañeros de lucha que ya han pasado a otro plano de vida.

Recordó a otros compañeros de Porfirio que han partido como Alvaro Montoya  Lara, César Ramírez. Manuel Pérez Estrada, Juan Augusto Lorío, Pedro Turcios, Miguel Angel Flores, Mario Flores Ortíz, Bernardino Diaz Ochoa, César Cortéz Téllez, Jacinto Baca Jeréz, Wilfredo López Balladares, Abdul Sirker Urroz, Federico Kraudy, Mauricio Lacayo, Guillermo Briceño Peralta, Catalino Flores, Manuel Santamaría, Nemesio Porras, Ricardo Zeledón, Manuel Herrera.

Domingo García, Manuel Alemán Guerrero, Manuel Vivas Garay, Andrés Castro Wassmer, Germán Estrada, Adalberto Lara Pérez, Rosa Paladino, Angélica Navarro, Mariano Obando, Efraím Rodríguez, Francisco Hernández Segura, Oscar Aragón Valdez, Rigoberto Palma Sandoval, Rommel López y otros asesinados en Matagalpa como Ricardo Osejo Zeledón, Nicolás Arrieta, Félix Baltodano Serrano, Léster Mendieta, Domingo Vargas Morales, Jorge Galo Espinoza, Guillermo Vallecillo y otros que se les escaparon de la memoria del doctor Briceño.

Además hizo mención de otros luchadores antisomocistas que fueron asesinados por los golpistas como los hijos de Amada Pineda y Benigna Mendiola “todos ellos fueron compañeros nuestros, compañeros de Porfirio y compañeros de los que estamos aquí”, indicó.

Dijo que anoche conversó con la compañera que tuvo Porfirio en los últimos diez años, Alma Mendoza, sobre aspectos de la muerte a tiempo que reveló que recientemente Briceño como médico le hizo varias recomendaciones “pero Porfirio me dijo: Mira Julio esas recomendaciones y recetas me las voy a llevar cuando me muera, tengo mucho trabajo, no tengo tiempo”.

Porfirio “aprendió a morir como un acto vital y así lo vimos con Guillermo Baltodano, Abel Castañeda, Gustavo Cornejo, Lombardo Aburto en el onceavo aniversario de la unidad del adulto mayor, muy afectado y eso fue un sábado y el lunes fue hospitalizado”, reveló el médico Briceño.

Briceño dijo “para mi la vida sigue siendo un referente aunque la religión nos ofrezca un consuelo en la otra vida después de la muerte, porque la vida y la muerte nos están acompañando siempre, es la unidad de los contrarios”.

En otro orden la diputada sandinista compañera Eveling Umaña, quien llegó a darle acompañamiento a los familiares de Porfirio, dijo a El 19 Digital que conoció a Porfirio en momentos que fueron difíciles, cuando se habló de las pensiones reducidas en el INSS y él organizó toda una lucha a favor de los que tenían pensiones reducidas.

Porfirio fue una persona muy capaz pero también con una visión muy clara y siempre tuvo una buena comunicación con el gobierno, como coordinador de la organización  pero convencido de que este gobierno es la única alternativa para establecer la pensión reducida para los adultos mayores”, dijo.