El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional con motivo de mejorar las condiciones de almacenamiento, conservación y manejo de calidad de la semilla genética y esté disponible a los productores para la siembra, cuenta desde 2015 con un cuarto frío de semillas con capacidad de 30 mil quintales, el cual fue financiado mediante la cooperación taiwanesa.

Este proyecto es administrado bajo la coordinación del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA).

La cámara frigorífica tiene 5 estantes de tres niveles, en los cuales se almacena una variedad de semillas procedentes de todos los departamentos del país, principalmente donde el INTA tiene sedes.

Semillas como frijol, maíz sorgo y arroz, son los de mayor cantidad, y luego algunas leguminosas forrajeras como marango y otras.

La planta del cuarto frío mide 1 mil 709.1 metros cuadrados, de los cuales 1 mil 404.5 son solo para la cámara frigorífica. Se encuentra ubicado en el Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CNIA) del INTA. 

Fátima Cáceres, del MEFCCA, expresó que aquí se validan todas las investigaciones de semillas que resultan y luego se entregan a los protagonistas a fin de mejorar los productos que llegan a las familias nicaragüenses.

Explicó que el proyecto de cuarto frío, junto al de frutas y hortalizas ubicado en mercado Mayoreo y el de lácteos en el Iván Montenegro, tuvieron una inversión de 5 millones de dólares, para garantizar y promover la ingesta de alimentos sanos y asegurar la alimentación saludable en el marco de la seguridad alimentaria.

Más y mejores semillas a productores

Donald Juárez, responsable de la Unidad de Fitomejoramiento del INTA, indicó que esta institución al tener este cuarto frío se ve fortalecida porque, anteriormente se tenía uno muy pequeño, y las capacidades productivas para abastecer a los pequeños productores de semillas no era la suficiente. 

“A través del proyecto que se estableció con la Misión Taiwán logramos construir este cuarto frío y así nosotros pudimos almacenar una cantidad de semilla que beneficia a los productores”, acotó. 

Mencionó que también se tiene la capacidad de almacenar semillas de productores que requieren guardarlas y no tienen instalaciones para ello, el costo dependerá de la cantidad de quintales y el tiempo que permanezcan en el sitio.

Señaló que se tienen cuatro categorías de semilla como genética, básica, certificada y registrada, en algunos casos de las de granos básicos la utilizan de forma promocional para que los productores conozcan las variedades.

Asimismo, se almacena semilla de variedades que se han generado y tienen adaptabilidad a las variaciones climáticas, incluso que son biocertificadas, es decir que los contenidos nutricionales son un poco más altos.

Las semillas almacenadas se mantienen a una temperatura de 10° Celsius, en caso que el servicio eléctrico falle se cuenta con una planta generadora de energía.