La Vicepresidenta de Nicaragua, compañera Rosario Murillo, informó que este fin de semana vamos a caminar honrando el legado de San Romero de América, Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

“Vamos a caminar por la Paz, con Fe y Esperanza. Vamos a caminar por ese legado hermoso, intenso de fraternidad, de encuentro, de reconciliación, de armonía, convivencia pacífica y armoniosa. Ese legado, de San Romero de América, que el Santo Padre, este fin de semana va, precisamente, a elevar a categoría de Santo de la Iglesia Católica, con lo cual está, el Santo Papa Francisco, con los testimonios de Vida, Fe y Esperanza de las familias de Centroamérica, de Mesoamérica, de las familias que vivimos en esta región del mundo y que queremos paz, que queremos ser constructores de paz y cariño todos los días”, subrayó.

Destacó que los nicaragüenses queremos vivir, cumpliendo los diez mandamientos: amando a Dios sobre todas las cosas, no tomando su nombre en vano, santificando las fiestas, honrando a nuestros padres, “no matarás, no robarás, no cometerás actos impuros, dicen los diez mandamientos. No dirás falsos testimonios ni mentiras, no consentirás pensamientos, ni deseos impuros y no codiciarás los bienes ajenos, así dicen los diez mandamientos de la ley de Dios”, reiteró la Compañera Rosario.

Agradeció también a todas las personas que le escriben y que además como familia cristiana, nos congratulamos en agradecimiento a Dios porque hemos ido recuperando la paz, la tranquilidad, la seguridad y porque queremos seguir recuperando la paz, la tranquilidad y la seguridad.

Agregó sobre todos en Nicaragua queremos privilegiar el encuentro, la reconciliación, base de la paz, la tranquilidad, la estabilidad y el trabajo que nos lleve a la prosperidad en nuestra Nicaragua bendita, siembre bendita, siempre cristiana siempre solidaria, siempre libre.

Finalmente agradeció a Dios que somos un pueblo de fe, que somos un pueblo de esperanza y que somos un pueblo que sabe honrar el compromiso esencial con la paz y el encuentro.