La Dirección General de Bomberos realizó una inspección en el sector de ropa usada del mercado Iván Montenegro, con el fin de dar seguridad a los compradores y comerciantes.

El Subcomandante Francisco Reyes, explicó que en las inspecciones se verifican las conexiones de seguridad.

"Vemos la parte eléctrica, revisamos el sistema de protección contra incendios, extintores, que los pasillos estén despejados para brindar seguridad al pueblo".

Consultados los comerciantes por la importancia de estas visitas, René Antonio López, propietario de una de las tiendas de ropa dijo que de esta manera no se olvidan las medidas y recomendaciones que se deben hacer periódicamente.

"Me parece buena la labor de ellos, porque por los cortocircuitos los mercados se incendian y lo más recomendable es que no haya conexiones ilegales y que cada tramo tenga su caja de breaker y los cables entubados".

Salvadora Ugarte resaltó que en su negocio siempre están pendientes de revisar el sistema eléctrico.

"La ropa es muy delicada si se produjera un incendio, por eso estamos constantemente revisando las conexiones y siempre permitimos que los bomberos revisen el tramo, porque no queremos una desgracia", manifestó Ugarte.