Más de 49 mil familias del interior del país y algunos puntos de Managua fueron afectados con el abastecimiento de agua potable durante los tres días de lluvias que azotaron a la nación la semana pasada.

Así lo manifestó este martes el Presidente Ejecutivo de la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) ingeniero Erving Barreda, al brindar un informe pormenorizado de los daños provocados por el temporal lluvioso.

Barreda dijo que “en los diferentes sistemas que tenemos para asistir a toda Nicaragua enfrentamos tres principales causas de afectaciones” que se produjeron en Jalapa, Mozonte, Ocotal, Susucayan, San Fernando, San Rafael del Norte, San Sebastián de Yalí, el Cuá, Boaco, Matiguás, Esquipulas, San Ramón y Matagalpa.

Dijo que siguen afectados (en la falta del suministro del vital líquido) Santa Rosa del Peñón y la comunidad de El Limón con unas mil 780 familias.

En todos estos lugares “las fuentes de agua que utilizamos son ríos o presas”. El personal que hace el monitoreo le informó este martes al titular de ENACAL que posiblemente en Santa Rosa, El Limón y Jalapa ya las lluvias han bajado bastante su intensidad y el agua prácticamente está volviendo a los parámetros acostumbrados por lo que se espera la normalización del servicio.

Otro tipo de afectaciones en las que trabaja la institución son las fallas de energía eléctrica que son producto de las lluvias, cuando caen grandes árboles sobre las redes de energía eléctrica rompiéndolas y esto provoca afectaciones en el suministro del agua.

Las afectaciones con los cortes de energía eléctrica que vinieron a paralizar el bombeo desde los pozos se produjeron en Carazo, el Rosario y la Concepción en Masaya, y el más grande fue en Managua, en los sectores de la carretera Sur y la carretera vieja a León.

Así se afectó el circuito Montefresco debido a que árboles cayeron sobre las redes lo que provocó el corte de la energía que alimentaba a los pozos.

Maniobraron para energizar pozos

Dijo Barreda que cuando durante la lluvia del día del viernes los compañeros de ENATREL en conjunto con Disnorte/Dissur lograron realizar una maniobra que permitió energizar los pozos y así se normalizó el abastecimiento de agua a unas 12 mil familias que estaban afectadas.

Otro tipo de afectaciones que tuvo el abastecimiento de agua potable son los daños a las redes eléctricas producto de las crecidas de los ríos, “pero gracias a Dios solo tuvimos dos afectaciones y una muy pequeña que fue en el caso de Yalí, que fue superada la falla y en la comunidad el Tabacal en Malacatoya donde a 150 familias se les está suministrando agua por una vía externa”.

Al día de hoy (martes) están afectadas “unas mil 700 familias y obviamente si Santa Rosa del Peñón y el Limón (se soluciona el suministro) prácticamente “podríamos decir que si Dios quiere hoy en la tarde estaríamos quedando sólo con la comunidad el Tabacal en Malacatoya y así haber restablecido todos los sistemas”.

En el tema del alcantarillado sanitario Barreda dijo que “no tuvimos afectaciones más que las normales, entre ellas el caso de los manjoles que por la saturación de agua se infiltran y entonces hay unas tapas que se levantan. No hubo daños en las plantas de tratamiento".

Cosas positivas

El titular de ENACAL dijo que a pesar de ese fenómeno natural que se produjo, hay cosas positivas que resaltar como es la recarga de los acuíferos que tenemos en todo el país.

ENACAL estableció a partir del 2015 una red de monitoreo donde la empresa lleva a cabo un registro quincenal de más de 320 pozos y más de 15 fuentes superficiales "y esto nos permite hacer comparaciones de cómo estábamos y la cantidad de agua que cayó”.

Con respecto a la laguna de Asososca el Presidente Ejecutivo de ENACAL, dijo que con las lluvias que cayeron la semana pasada esa fuente de agua de los managuas subió los niveles similares a los que registraba durante el huracán Mitch.

Recordó que hasta el 2015 ENACAL revisaba los pozos de forma manual, pero a partir de ese año se logró establecer una sistematicidad para procesar y analizar todos los datos y se procedió a hacer un cambio de tecnología y a partir de septiembre de ese año comenzamos a utilizar aparatos de tecnologías.

“Esto nos permite llevar registros de los pozos y la laguna de Asososca cada tres horas”, indicó el titular de la empresa distribuidora del vital líquido para las familias nicaragüenses.