El número de víctimas del nuevo virus de gripe aviar, H7N9, ha aumentado hasta 16. Hay 77 personas infectadas en China, informa la agencia Xinhua.

Los últimos casos se han registrado en Jiangsu y Zhejiang, en el este del país, es decir, el área de contagio del H7N9 sigue aumentando.

Mientras tanto, los médicos han dado de alta a la niña de siete años que fue la primera infectada en Pekín. Los doctores aseguran que la vida de la pequeña no corre en peligro.