Animados con música revolucionaria, los militantes sandinistas se dieron cita en todas las rotondas de la capital y a viva voz exigieron justicia, por cada una de las víctimas del terrorismo golpista, castigo para quienes violentaron la paz y la libertad del pueblo, al cual sometieron al terror, el odio y la destrucción.

Con su bandera rojinegra en mano, Erick Muñoz, expresó que el sandinismo no baja la guardia y con valentía defiende la paz y la justicia, que debe ser implementada en cada uno de los asesinos terroristas.

“Nosotros queremos justicia y reparación por nuestros hermanos asesinados por los golpistas, la sangre de nuestros hermanos no fue en vano sino en defensa de la paz y hoy en su memoria exigimos que los criminales reciban el castigo que merecen. Hoy la familia sandinista está en las calles y como un solo puño nos levantamos en defensa de nuestra libertad”, dijo.

Otra de las compañeras que participó en la movilización es Karen Morales, quien ratificó que hoy más que nunca el pueblo se ha unido para garantizar la seguridad y tranquilidad que tanto merecen los niños, los ancianos y la sociedad nicaragüense.

“Acá estamos las mujeres, con valentía, diciendo que queremos la paz y condenando al golpismo fracasado que por unos días nos causó sufrimiento. No olvidamos cada muerte, ni destrucción ocasionada y por eso queremos que los asesinos paguen sus actos. No más injusticias, no más destrucción, sí a la paz”, expresó.

rot

Trabajo, respeto y paz

Durante once años, el pueblo nicaragüense sin distingo alguno disfrutó de la paz y la seguridad que había traído consigo el Gobierno Sandinista, por ello ese mismo pueblo que fue sometido a la violencia, hoy condena a los culpables de la destrucción y el caos.

“Nosotros lo que queremos es volver a tener ese país tan envidiable, no queremos más muertes ni destrucción, queremos que los enemigos de la paz paguen por sus delitos. Las madres deseamos para nuestros hijos un país en tranquilidad, en el que todos podamos trabajar en paz”, señaló Hazell Porras.

“La movilización nuestra es permanente porque no nos cansaremos de exigir justicia y castigo para los terroristas, las mujeres queremos paz para nuestros hijos y nietos, la mejor herencia para las futuras generaciones es un país seguro, en paz y por eso estamos en las calles, las que siempre han sido y seguirán siendo nuestras”, subrayó Jazmina Rodríguez.

rot

rot

rot

rot

rot

rot

rot

rot

rot

rot

rot

rot