Con tan solo 22 años Alicia Ortiz es una joven y valiente madre que a través de su esfuerzo y dedicación ha logrado ser un ejemplo para muchas jovencitas de su comunidad, Los Solanos, ubicada en el kilómetro 13 carretera hacia León, donde a diario teje con amor su futuro y el de su pequeño retoño de dos años.

Cuando Alicia supo que sería madre, rondaron en su cabeza ideas muy confusas, entre ellas abandonar sus estudios de secundaria, sin embargo, al enterarse de la modalidad de Secundaria a Distancia en el Campo promovida por el gobierno a través del Ministerio de Educación (MINED) vio una nueva oportunidad para alcanzar sus sueños, ser una profesional.

“Todos los días le doy gracias a Dios porque me permite seguir estudiando, la oportunidad que brinda el gobierno a través de la educación a distancia significa mucho, más porque soy madre y no cuento con suficientes recursos económicos. Desde que supe del programa de Secundaria a Distancia en el Campo decidí venir y seguir con mis estudios de secundaria”, expresó.

mined

Alicia, cada sábado acude a sus clases en compañía de su pequeño hijo, con quien recorre alrededor de nueve kilómetros hasta llegar al Colegio Fray de Jesús de Pamplona, el cual se encuentra en la comunidad Cuajachillo II, donde junto a sus maestros y compañeros de clases reciben el pan del saber.

“Ya casi estoy culminando mi secundaria, con esfuerzo he venido avanzando poco a poco, mis mayores motivaciones son los deseos de llegar a ser una profesional de gran utilidad para mi país, asimismo, quiero ser un gran ejemplo para mi hijo, que él aprenda que no existen obstáculos para alcanzar los sueños”, manifestó.

“Mi mayor meta es ser médico porque siento el compromiso de ayudar a mi pueblo a como me han venido ayudando a mí, nuestro gobierno me ha brindado recursos para que yo siga adelante y lo menos que puedo hacer es retribuirlo con mis servicios de cara al pueblo”, añadió.

mined

Entre las tareas del hogar, la maternidad y las asignaturas

La jornada de Alicia en su hogar inicia desde muy temprano, con la preparación de los alimentos para su esposo, la limpieza y el cuido del niño, así como la realización de las tareas asignadas por sus docentes, quienes ven en ella a una joven sacrificada y con grandes deseos de superación.

“Siempre trato de organizar el tiempo, me levanto temprano, alisto a mi marido para su trabajo y después me dedico a las tareas del hogar, por las tardes realizo los trabajos que me dejan los profesores porque los días miércoles acudo a los reforzamientos escolares y los sábados a mis clases normales”, dijo.

“Tengo el apoyo de mi marido, quien me motiva cada vez que el cansancio me agobia, trata de explicarme en aquellas tareas que no entiendo y la verdad es que siempre hago sacrificios. A veces me toca caminar desde mi casa a la escuela porque no todo el tiempo tengo para el pasaje, pero eso no es impedimento porque yo me propuse una meta y la voy a cumplir”, externó.

mined

Una estudiante destaca y colaboradora

La historia de Alicia Ortiz ha sido un referente para las autoridades del Ministerio de Educación, sus docentes y compañeros de clases, ya que en todos los años cursados ha alcanzado uno de los mejores rendimientos académicos de su grupo, por esa razón, quienes la conocen destacan de ella su fortaleza y agallas para enfrentar los retos de la vida.

El delegado del Ministerio de Educación del municipio de Ciudad Sandino, compañero Rolando Rivas, manifestó que la iniciativa de creación del programa de Secundaria a Distancia ha sido la oportunidad que muchos jóvenes esperaron por años.

“El programa surgió como la restitución de derechos que da el Comandante Daniel Ortega a los jóvenes egresados de la primaria en las comunidades rurales, el programa se formó hace cinco años y en este 2018 tendremos la primera promoción de bachilleres en esta modalidad, lo cual nos llena de alegría porque vemos jóvenes Alicia, quien es un ejemplo a seguir pues ha demostrado que ser madre no es impedimento para luchar por ser alguien en la vida”, expresó.

mined

“Los maestros se han familiarizado mucho con Alicia, le brindan el apoyo necesario pues ella trae a su niño a las clases y entre todos le ayudan con el cuido, el bebé es parte del grupo de clases y todos les tienen estima a ambos pues han sabido ganarse el respeto y la admiración de todo el curso”, dijo.

Así mismo, Luis García, compañero de clases de Alicia, destacó que ella ha sido ejemplo para otras muchachas de la comunidad y hasta para los mismos varones, quienes constatan cada semana que no existen limitantes para vencer los temores, las dificultades y cumplir los anhelos.

“Desde que inició la modalidad sabatina he estudiado con Alicia, me he sentido orgulloso de ser su compañero de clases de ella porque es una chavala valiente y sacrificada, nunca falla a las clases y el reforzamiento, siempre cumple con sus tareas y eso es digno de admirar porque ella viene con su niño, recibe las clases con él y nosotros le tenemos cariño al bebé, hasta jugamos con él mientras ella cumple con algún trabajo”, subrayó.

mined

mined

mined

mined

mined

mined