“Los mandatarios están conscientes que esto es un problema grave que debe enfrentarse en responsabilidad compartida, en concertación permanente, en coordinación permanente”, indicó Rosario en comunicación con los medios de Comunicación del Poder Ciudadano.

La compañera señaló que uno de los principales acuerdos alcanzados fue que los presidentes de la región han decido asumir de manera directa las coordinaciones para enfrentar este flagelo, de tal manera que anualmente se estarán reuniendo para ver el cumplimento de los acuerdos tomados.

“Hay una decisión presidencial, decisión de los mandatarios de asumir directamente las coordinaciones, asumir directamente la actuación de la estrategia y las nuevas acciones que haya que desarrollar de cara a la comunidad internacional para avanzar en el cumplimiento de los compromisos”, indicó recordando que el narcotráfico y el crimen organizado son el resultado “del mundo globalizado y del modelo de consumo que ha venido destruyendo y desintegrando al ser  humano”.

Explicó que estas reuniones entre los mandatarios se caracterizaron por su ambiente lleno de seriedad, franqueza y fraternidad.

Indicó que en las mismas se expuso de manera directa y profunda, los problemas principales de los centroamericanos, así como también la búsqueda de soluciones en el marco de la unidad de la región.

Otro punto destacable fue, de acuerdo a Rosario, el ser “más efectivos en la lucha por el bienestar de los pueblos”, lo cual también significa batallar contra la pobreza, es decir “por más salud, más educación, más programas de viviendas, más agua y saneamiento, más energía; todos los derechos esenciales de las familias centroamericanas”.

Reiteró que en la reunión de trabajo con el vice mandatario de Estados Unidos “se debatió lo complejo y grave para nuestros países de las acciones del crimen organizado y el narcotráfico” y “cómo la pobreza está también directamente relacionado con este flagelo”.

Afirmó que una estrategia propia de los países centroamericanos para enfrentarlo, es básica para ir sentando las bases “para una Centroamérica más prospera y con más justicia social”.

Señaló, no obstante, las palabras del comandante Daniel Ortega, quien en reiteradas ocasiones ha dicho que el narcotráfico y el crimen organizado no es un problema de la región centroamericana, sino que es un problema del modelo de consumo y un problema del mundo en este sistema globalizado.

Rosario destacó que el vicepresidente de EEUU ratificó los compromisos que ha asumido su gobierno “en respaldo a la lucha de los gobernantes centroamericanos con su propia estrategia”, y que por eso su gobierno se reunirá cada año para evaluar el problema junto a los mandatarios del área.

Recordó que uno de los principales problemas para enfrentar de manera eficaz este flagelo “es la falta de cumplimiento de la comunidad internacional de los acuerdos que han asumido en distintos encuentros”.

La compañera manifestó, en este sentido, que Nicaragua tiene un reconocimiento por su modelo policial y por el rol del Ejército de Nicaragua “en la lucha contra el narco y el crimen organizado”.

De acuerdo a Rosario, lo más importante del encuentro de mandatarios es que hay que revisar todos estos acuerdos internacionales de enfrentamiento a estos fenómenos y ver cuánto de eso se ha cumplido.

Dijo que el foro de presidentes dentro del SICA será el encargado de “revisar continuamente el cumplimiento de los acuerdos de la comunidad internacional, de los compromisos de la comunidad internacional, de la corresponsabilidad de la comunidad internacional, alrededor de estos temas”.

La compañera informó que la Jefa de la Policía Nacional, comisionada Aminta Granera, partirá hoy hacia Costa Rica en donde estará participando en una reunión sobre seguridad. A este encuentro también irán representantes del Ejército de Nicaragua, de la Cancillería, del Ministerio de Gobernación y del Ministerio Público.

Para Rosario “los nicaragüenses debemos de sentirnos Bendecidos, Prosperados y en Victoria por el reconocimiento que tiene nuestro modelo en términos de defensa de la seguridad de la ciudadanía y hasta de la misma región, internacionalmente”. Indicó que hasta el mismo vicepresidente de los Estados Unidos reconoció este logro por parte de Nicaragua.