Las iglesias evangélicas de diferentes denominaciones cristianas, celebraron en Managua el 449 aniversario de la traducción de las Sagradas Escrituras al castellano.

En el Parque Héroes y Mártires del Bocay, ubicado en San Judas, representaciones de más de 30 iglesias oraron dando las gracias al Creador por la traducción de la Biblia y agradeciéndo porque están en Nicaragua, en donde se les ha dado toda la libertad de predicar los principios y valores del Reino de Dios.

El pastor Sergio Martínez Tinoco, del Ministerio Estableciendo el Reino de Jesucristo, indicó que el lema del evento es “un país en paz, es un país en bendición y un país sano".

Dijo que continúan orando por la paz, la unidad y la reconciliación de todas las familias nicaragüenses.

Asimismo, el pastor Denis Aguirre, de la Iglesia Ministerio León de Judá, dio las gracias a las autoridades del país por todo el apoyo brindado a las iglesias evangélicas "para que se predique la Palabra, para que se les enseñe a los niños en los colegios, para que se predique libremente la Palabra de Dios y esa oportunidad la tienen los nicaragüenses 100 por ciento en todo lugar, en todo momento y en cualquier parte del territorio".

Aguirre dijo que no hay ninguna piedra de tropiezo para celebrarlo en Nicaragua, porque siempre están abiertas las puertas de la dirigencia de este país para realizarse con todo entusiasmo y alegría.

La Biblia es un libro de protección e inspiración

Igualmente, el Pastor Milton Salazar, del Ministerio Internacional El Shadai, dijo que la Biblia, como libro, tiene una autoridad de protección, de inspiración y todo el que lee la Biblia es libre de la depresión. 

"Yo insto a todo el pueblo nicaragüense a leer en estos días que se necesita la paz, que se necesita el amor, que se necesita el perdón, que se necesita el cambio, eso lo encontramos en la Palabra. Todo el que lee a Biblia no guarda rencor, todo el que lee la Biblia no destruye, todo el que lee la Biblia ama y todo el que lee la Biblia cambia", dijo el Pastor.

Y citando el versículo 9 del capítulo 5 del Libro de Mateo que dice: “Bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios”, manifestó que a nadie se le puede llamar hijo de Dios, si no modela compañerismo, unidad y hermandad.

 De la misma manera, Alexandra Salazar, miembro de la Iglesia El Shadai, señaló que la Biblia es un libro que no pasa de moda y muy importante para los cristianos, porque es en él donde está impresa la Palabra de Dios.

Es un día especial lo que Dios ha tenido preparado, antes de nuestro nacimiento, durante nuestra vida y después de nuestra vida. Ahí están las palabras que Dios quiere y hemos escuchado escrita desde hace años. Es una guía espiritual y física”, refirió.

En el marco de esta celebración se tiene programado realizar varias actividades durante una semana como: conciertos, prédicas, oraciones, regalan Biblias, caminatas, entre otras.