En su mensaje de año nuevo, Monseñor Carballo instó a los nicaragüenses a trabajar por la paz,  y explicó que en el país están dadas todas las condiciones para que la población  continúe por la senda de desarrollo a lo largo de este año 2012.

“El Papa dice dos cosas interesantes que tienen que ver con los  nicaragüenses. En primer lugar la justicia tiene que estar coronada por la caridad; la justicia sin caridad se convierte en venganza. La segunda parte  es la parte de la Paz, la Paz tiene que ir acompañada de la solidaridad. Dice el Papa que la Paz no es la ausencia de la guerra, ni el equilibrio de las fuerzas adversarias… la Paz tiene que ser también sentimiento de solidaridad” aseguró Monseñor Carballo.

Aunque los pronósticos  apuntan que en el nivel internacional este será un año difícil debido a múltiples factores económicos y sociales, en Nicaragua las políticas nacionales propician un  presente y un futuro distinto, donde hay condiciones para que la  población experimente la prosperidad que ha venido viviendo en los últimos años.

Al respecto Monseñor Carballo indicó que el gobierno ha trabajado mucho en los campos fundamentales como la salud, la educación  y la recreación sana para la familia y los niños.

“Yo creo que uno de los campos fundamentales es la salud, la salud ha sido un tema que creo que la  gente ha valorado mucho. El acceso a la educación, las facilidades que se le han dado  particularmente con el reconocimiento que dio el gobierno a los bachilleres. Y un tema que es importante  es la niñez, particularmente el parque infantil de la niñez que si bien es cierto es un periodo de navidad, pero la gente sabe que puede disfrutar de algo que a lo mejor solo ha visto en las revistas o la televisión, ese poder  divertirse en un lugar que le da garantías y tranquilidad, pero sobre todo que permite al niño realizar sus sueños”.

Por su parte la población considera que en Nicaragua “las cosas están caminando bien” tal como lo expresó una madre de familia que asegura que  “Dios ha bendecido a Nicaragua, claro que Nicaragua es bendita siempre, dicen las noticias que vienen muchas cosas malas pero la verdad es que cuando uno  tiene a Dios en su corazón siempre está la esperanza, si este país es rico en todo aspecto, lagos, tierra fértil, hay que ver las cosas con amor entonces todo es bello”.

Finalmente Monseñor Carballo, así como la feligresía católica miran con esperanza a Nicaragua en este 2012 y señalan  que Nicaragua continuará bendecida y protegida por Dios.