Una iniciativa de ley que pretende incentivar los procesos comerciales y de cooperación entre las naciones integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), está lista para ser aprobada, luego de ser dictaminada favorablemente por la Comisión de Presupuesto, Economía y Producción de la Asamblea Nacional.

“Con este convenio internacional que se llama Eco-ALBA TCP (Tratada de Comercio de los Pueblos) lo que pretende es ratificar un instrumento internacional que sirva como un acuerdo marco, para un intercambio comercial justo entre los países del ALBA”, dijo el titular de la Comisión Económica y legislador sandinista, Wálmaro Gutiérrez, al dar a conocer la iniciativa, enviada con carácter de urgencia por el Presidente Daniel Ortega y que podría estar siendo aprobada por el plenario en la sesión del próximo jueves.

Esta norma jurídica garantizará, una vez implementada, el fortalecimiento de las líneas de cooperación, intercambio y complementariedad de la transferencia tecnológica entre los países del ALBA.

Nicaragua en las administraciones neoliberales aprobó una serie de Tratados de Libre Comercio, que prácticamente han sido acuerdos de adhesión, que en el peor de los casos son dictados por las naciones ricas “mientras los países pobres o la bebemos o derramamos”.

“Con este tratado es completamente diferente. Aquí con este tipo de acuerdos marco lo que se pretende más bien, es el fomento y el crecimiento de las economías pobres de los estados del ALBA, a diferencia del Tratado de Libre Comercio tradicional en donde el tiburón se come a la sardina”, valoró.

Agregó que otro objetivo de esta norma, es que todos los estados como bloques garanticen un crecimiento justo y equitativo de todas las economías, con énfasis a aquellas más vulnerables dentro de las naciones del ALBA.

“Es un acuerdo internacional que formaliza este intercambio comercial de cooperación y transferencia tecnológica entre todos los países, que eso es algo que también han estado solicitando algunos integrantes del sector privado, que haya un instrumento internacional que formalice estas relaciones comerciales entre los países del ALBA”, concluyó Gutiérrez.

Este Tratado de Comercio de los Pueblos del ALBA, es otra ventana que tienen nuestros principales productos de exportación para los diferentes mercados latinoamericanos y del Caribe. Nicaragua es miembro del ALBA desde el 10 de enero del 2007, fecha que tomó posesión de su primer periodo en esta segunda etapa de la Revolución Sandinista, el comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.