El papa Francisco envió hoy un mensaje de pesar por las víctimas del ataque ocurrido ayer en la maratón de Boston, y calificó el hecho como una "tragedia sin sentido".

Ayer, dos bombas explotaron cerca de la línea de meta del maratón de esa ciudad, entre cientos de espectadores y al paso de decenas de corredores, en un ataque que dejó tres muertos y más de 140 heridos.

El mensaje papal fue enviado a su nombre al arzobispo de Boston, Sean Patrick OMalley, a través del secretario de Estado, Tarcisio Bertone.

En el telegrama, el Papa Francisco se expresó "profundamente dolorido por la noticia de la pérdida de vidas y por las graves heridas causadas por un acto de violencia perpetrado ayer en Boston", al que calificó como una "tragedia sin sentido".

Asimismo, el Pontífice "asegura simpatía y cercanía en la plegaria" e "invoca la paz de Dios sobre los muertos y su consuelo sobre aquellos que sufren".

Francisco además "da fuerza a todos aquellos que están comprometidos en el trabajo de ayuda y asistencia" después del ataque.

"En este tiempo de luto, el Papa reza para que todos los bostonianos estén unidos en la decisión de no quedar abrumados por el mal, sino combatir el mal con el bien, trabajando juntos para construir una sociedad más justa, libre y segura para las generaciones por venir", concluye el telegrama.