El gobierno sandinista hizo entrega de paquetes solidarios con granos básicos y otros productos alimentarios a madres y héroes y mártires de la tercera edad, para que puedan así tener mejores condiciones de vida.

“Me siento tranquila porque él (el presidente) se acuerda siempre de uno y eso es lo que le agradezco. Sin cambian el Gobierno quién sabe, solo este gobierno nos ha tomado en cuenta y tenemos este saquito de comida”, aseguró doña Rosa Guzmán, del barrio Sócrates Sandino.

Doña Gladis Ramos Ortiz, dijo que de esta manera sienten un gran respaldo a su economía familiar y tienen garantizados los alimentos. “Un millón de gracias porque nunca se olvida cada mes, puntual”, manifestó.

El joven Francisco López explicó que solo en ese distrito se entregaron este domingo más de 70 paquetes para restituir el derecho a las madres olvidadas por los gobiernos neoliberales.

“Ellas se sienten maravilladas con el simple hecho de ese detalle, ese arrocito, esos frijolitos, que son granos básicos que son de primera necesidad del hogar, escuchábamos a las madrecitas que estaban alegres porque ya van a poder hacer su gallopinto, su pinolillo”, afirmó.

"Es un buen regalo esto. Dios primero y María Santísima y me les de vida para seguir adelante. Le cuento que ya se me había acabado la provisión, pero siempre llega a tiempo gracias a Dios", relató.

Manifestó que su hijo "cayó hace más de treinta años. Mi hijo se llamaba Edwin Enrique y tenía apenas diecinueve años cuando me lo mataron".

"Él dio su preciosa sangre para que todo nos saliera mejor en la vida, pero hay gente que no entiende esto. Mi comandante me ha dado techo, mi pensión cada catorce y mi comidita", señaló.

Gloria Leonor Sarabia Mendoza, de 80 años, con sus dificultades para caminar recibió a los muchachos de Promotoría.

"Yo vivo acompañada con un hijo y esta comida nos ayuda porque una persona como yo no puede trabajar", dijo.

Expresó que ella a la compañera Rosario Murillo le dice "La leona de tiempo completo" porque "ella tiene para todos. Nos presta atención a jóvenes y la tercera edad, nos da el lugar que necesitamos y cuando los buscamos los encontramos".

Teresa Castilla Irías del barrio las Cruces, también recibió su paquete de alimentos que contiene arroz, frijoles, azúcar, cereales y pastas.

"Le doy gracias a Dios porque se acuerdan de uno. Con esta comidita ya no tengo que comprar", explicó.

"Nosotros hemos sufrido mucho las guerras pasadas y hoy queremos vivir en paz, uno tiene que salir adelante hasta que Dios quiera", comentó Teresa.