En los juzgados de Managua se realizó la audiencia inicial a los reos Carlos Brenes y Tomás Maldonado, acusados terrorismo, crimen organizado, entorpecimientos de servicios públicos y daño agravado en los municipios de Masaya y Jinotepe.

Los acusados, con experiencia militar, organizaron tranques para impedir la libre circulación y funcionamiento de las actividades socio económicas de los municipios mencionados.

Ambos detenidos enfrentan un proceso legal, sin embargo, las autoridades policiales aún están tras la pista de otras personas involucrados en esto hechos, quienes ya están plenamente identificados.

Durante las investigaciones operativas y de seguimiento, se logró identificar las diferentes funciones que realizaban los principales miembros de esta agrupación delincuencial, siendo estas las siguientes:

Tomás Maldonado es quien dirigía esta agrupación junto con Carlos Brenes, y venían desde finales del año 2017 preparando las condiciones y planeado los actos delictivos, pretendiendo con ello, romper el orden constitucional mediante métodos violentos como hacer tranques en el municipio de Jinotepe, ataques a instituciones públicas, saqueos a establecimientos comerciales y así financiar la compra de armas y municiones.

Carlos Brenes, por otro lado, es quien citaba a reuniones a los integrantes de la agrupación delictiva coordinada por Tomás. De igual forma Carlos ejecutaba las acciones ilícitas dirigidas por Maldonado entre estas el ataque a la Delegación Policial de Jinotepe.

Producto de estos violentos e intensos ataques perpetrados por esta agrupación dirigida por el acusado, resultó completamente dañada la infraestructura policial de Jinotepe, hasta por un monto de costo de 353,550 córdobas.

Los hechos descritos son constitutivos del tipo penal de terrorismo, crimen organizado, entorpecimientos de servicios públicos y daño agravado. Por tales acciones es que ambos detenidos pasan por un proceso legal donde ellos respectándoles sus derechos legales cuenta con sus defensas.