Un total de 33 nicaragüenses incluyendo una compañera mujer, llegaron al país este miércoles, después de haber sido deportados por las autoridades de inmigración de los Estados Unidos.

Los deportados fueron recibidos en la terminal aérea por autoridades de los ministerios de la Familia y de Salud.

Los compatriotas recibieron refrescos y bocadillos, así como un aporte económico para que puedan costear sus pasajes para los que son del interior del país.

Elieth Pérez, responsable de Repatriación del Ministerio de la Familia dio la bienvenida a los repatriados en representación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Nuestro Presidente Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo les dan la bienvenida a todos”, dijo la compañera Pérez, mientras un representante del Ministerio de Salud le pasó tomando la temperatura con una pistola térmica a cada uno de los deportados.

Harlam Guillermo Alfaro, uno de los deportados por inmigración de los Estados Unidos quien llevaba 33 años residiendo en ese país, dijo que su retorno a Nicaragua fue algo duro, “pero bueno, ya estoy en mi patria, me siento contento, aquí nací”.

Delvis Ramón Silva Guerrero, también deportado, pasó cinco años en una prisión de inmigración y dijo que regresó a su país sin poder haber hecho nada en Estados Unidos “y ya que nos regresan voy a seguir trabajando en la agricultura”.

Dijo que el recibimiento que le dieron las autoridades nicaragüenses estuvo muy bien “porque países como el que venimos ahí a nadie reciben así”. El joven recomendó a los nicaragüenses no irse para ese país “porque está perro entrar a Estados Unidos”.

René Rodríguez Herrera, por su parte, se mostró alegre “porque vengo a ver a mi familia y mi madre, allá (en Estados Unidos) sufrí mucho, pero ahora me siento más contento de retornar y mejor mi vida, espero en Dios encontrar un buen empleo”, dijo.