A partir de este 15 de septiembre la Dirección General de Ingresos puso en marcha la implementación del Timbre Fiscal Electrónico, lo que pone fin al uso de los timbres físicos para avalúos de bienes muebles e inmuebles.

El Compañero Martín Rivas, Director General de la DGI, explicó que esta medida forma parte del proceso de modernización y simplificación de los servicios que brinda la institución tanto a las empresas como a las familias nicaragüenses. 

Este timbre permite, digamos, entre otras cosas que los documentos que son tramitados en línea, salgan en línea directamente en el sistema, eso (el timbre impreso) ya es historia. Eso solo sirve para los que están en manos de los contribuyentes y aún no han sido pagados”, explicó.

El timbre electrónico, que sale impreso de manera directa, puede ser leído con cualquier aplicación gratuita para leer códigos QR, mostrando la información específica del documento en cuestión.

A pesar de que los trámites con timbre digital, son actualmente sólo para avalúos de bienes muebles e inmuebles, también están siendo preparados para su implementación en otros trámites como solvencias y los certificados de nacimiento.

“Esto va a transformar los documentos legales. Poco a poco irán desapareciendo estas vías físicas para dar paso a éste nuevo mecanismo”, indicó.

En la actualidad, el 93% de los avalúos de bienes se tramita exclusivamente en línea y solo el 7% continúa visitando las oficinas de la DGI para realizar el trámite de manera presencial.