Al menos 773.000 hogares y negocios en el estado de Carolina del Norte (EE.UU.) y unos 133.000 en Carolina del Sur han quedado sin energía eléctrica por la tormenta tropical Florence, informa ABC News.

El desastre natural ya ha provocado la muerte de al menos cinco personas, entre ellas un niño de ocho meses.

Florence, que este 14 de septiembre tocó tierra en la costa este de EE.UU. en forma de huracán, se ha debilitado ya hasta convertirse en tormenta tropical. Los meteorólogos predicen que seguirá debilitándose, pero aun así dejará cantidades récord de lluvia a medida que se desplaza.