Para el ex vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, las elecciones de Venezuela en la que resultó electo Nicolás Maduro del PSUV, fueron una fiesta cívica que contó con la participación mayoritaria de los 18 millones de venezolanos inscritos para ejercer el voto.

Destacó que la democracia que vive Venezuela y el confiable proceso electoral, es una de muchas herencias que dejó el Comandante-Presidente Hugo Chávez Frías, quien obtuvo muchas victorias y que cuando obtuvo un solo resultado adverso, también reconoció la derrota.

Morales instó al candidato perdedor Henrique Capriles a reconocer su derrota, pues el haber obtenido los votos que logró, refleja que esa nación vive en democracia.

“Entraron a jugar con reglas del juego conocidas, en campos totalmente conocidos y se tiene que poner de acuerdo en el sentido que el fallo del Consejo Nacional Electoral es definitivo”, dijo Morales al instar a aceptar los resultados.

El subprocurador Adolfo Jarquín Ortel, dijo que el triunfo es del pueblo venezolano que salió masivamente a votar, resultando ganador Nicolás Maduro del Partido Socialista Unido de Venezuela, que fundó el Comandante-Presidente Hugo Chávez Frías.

“Nicolás Maduro está obligado y el PSUV está obligado a seguir implementando un gobierno que vaya resolviendo los problemas sociales, los problemas que está viviendo Venezuela. En esto hay que tomar en cuenta los proyectos que venía impulsando el presidente Chávez, esto es muy importante”, dijo Jarquín Ortel.

En tanto el analista Carlos Mario Peña, sostuvo que Maduro tiene que profundizar la Revolución Bolivariana y su triunfo viene a garantizar el proceso de unidad que vive América Latina y el Caribe.

“Este triunfo está catalogado como un triunfo constitucional, legal, justo y popular. Los venezolanos salieron a votar masivamente por Nicolás Maduro”, reconoció Peña.

Agregó que la diferencia de votos es importante y no “apretada”, a como viene calificándola la prensa de extrema derecha en el mundo.

“300 mil votos es suficiente margen para demostrarle al candidato de la derecha que fue derrotado, una, dos y tres veces por el pueblo venezolano”, concluyó Peña.