La vicepresidenta, compañera Rosario Murillo, informó que las instituciones del Gobierno Sandinista se mantienen en vigilancia permanente frente a los fenómenos sísmicos que están ocurriendo en el territorio nacional.

“Anoche tuvimos un sismo fuerte, 5.8 es la última medición… La profundidad fue de 81 kilómetros a las 12:29 de la madrugada. Nos comunicamos a esa hora para contarles, avisarles, sobre todo para llamarnos a la calma, a la oración como pueblo de fe para pedirle a Dios protección frente a eventos como este. Hemos aprendido a lo largo de los últimos años a actuar en esos momentos críticos y sobre todo mantener la calma, la serenidad para salvar vidas”, dijo la compañera Rosario.

“No hubo réplicas gracias a Dios, y los invitamos ayer y lo hacemos hoy a participar el viernes 21 desde las 10 de la mañana en el ejercicio de protección y promoción de la vida, que ha convocado el Sinapred con instrucciones de nuestro presidente”, expresó.

Consideró que es importante saber que vivimos en un país sísmico, volcánico, “y un país que como todos los países de la tierra estamos severamente afectados por las consecuencias del cambio climático: lluvias fuera de estación, temporadas largas de sequía y luego todos estos fenómenos climáticos que estamos viendo, a los que estamos asistiendo”.

“Ayer cuando se dio el sismo, las instituciones de gobierno llegaron al Sinapred, estuvieron ahí reunidas con el doctor González, en prevención y protección, estuvieron casi dos horas, luego se fueron los delegados técnicos, pero manteniéndose vigilantes, vimos que no había réplicas y nos mantuvimos en alerta desde las alcaldías, desde los Comupred”, comentó la vicepresidenta.

Señaló que el sismo se sintió en Managua, Carazo, Granada, Masaya, Sébaco, Chinandega y León. El epicentro se localizó en el municipio de Nagarote.

“Se activó todo el centro de operaciones de desastres y en comunicación estuvimos con los Comupred, durante dos horas continuas y luego con más espacio entre una y otra comunicación”, indicó.

Además, informó que en la mañana de este miércoles se registró un sismo en la laguna de Apoyeque, ladera oeste, magnitud 1.9 grados; y otros 4 sismos se registraron en el Pacífico nicaragüense con magnitudes entre 4.4 y 3.2 grados.

“Estamos vigilantes, de manera permanente observando y atendiendo estos fenómenos, y bueno, comunicándonos cuando es necesario. Pedimos siempre a Dios protección, a nuestra madre María para nosotros los católicos protección y oramos para que no se produzcan incidentes catastróficos en nuestro país en lo que nos falta de este año 2018”, dijo la compañera.

Solidaridad con familias de la costa este de Estados Unidos

La vicepresidenta también manifestó la solidaridad con las familias de la Costa Este de Estados Unidos, que esperan la llegada del huracán Florence.

“Toda nuestra solidaridad al pueblo de la costa este de Estados Unidos, familias enteras, unos dicen dos millones, otros dicen dos millones y medio de personas que han tenido que ser evacuadas, que han tenido que abandonar sus lugares de residencia, que han tenido que cerrar sus comercios, preparándose para la llegada del huracán Florence que tocará tierra probablemente este jueves 13 con categoría 5 en Estados Unidos”, sostuvo.

También informó que la tormenta tropical Isaac está generando una alerta en todo el país y “aquí en Nicaragua se nos ha dicho que podría estar tocando la zona del Caribe Norte el día domingo 16, que probablemente observaremos incremento en los vientos y oleaje mar adentro, domingo 16 por la tarde o lunes 17 por la mañana”.

“Todo esto tiene que irse ajustando en la medida en que el fenómeno se vaya acercando, (aunque) también puede debilitarse. Pero aquí lo primordial es estar, como lo ha establecido el doctor Guillermo González, comunicándonos todos los días para organizar la atención a este fenómeno y la protección de la familia en la Región Autónoma del Caribe Norte”, señaló la compañera.