Un terrorista suicida se ha inmolado este martes en medio de los asistentes a una manifestación en la provincia de Nangarjar, en el este del Afganistán, informa la cadena 1TV.

Según las autoridades sanitarias locales, la explosión dejó al menos 32 muertos y 128 personas heridas.

Por su parte, Obaidullah Shinwari, subjefe del consejo de la provincia de Nangarhar, citado por Tolo News, ha elevado la cifra de víctimas del atentado a al menos 50 muertos.

Se reporta que los manifestantes exigían la dimisión de Bilal Pacha, jefe de la Policía del distrito de Achin.