Más de 500 viviendas del anexo Los Arcos, en el Distrito II de Managua, fueron visitadas por los brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA) en una nueva jornada de fumigación.

Esto es parte del trabajo permanente que se realiza para evitar la proliferación de los zancudos causantes de enfermedades como zika, dengue y chikungunya.

Las familias que habitan en este sector contribuyen abriendo las puertas de sus hogares y realizando labores de limpieza para evitar criaderos.

La compañera Martha García, del equipo de epidemiologia en el Centro de Salud Francisco Morazán, expresó que esta jornada es siempre con el objetivo de evitar las enfermedades y la acumulación de depósitos.

Si nosotros como amas de casa eliminamos los depósitos, es posible que hasta desaparezca la necesidad de la fumigación, porque desde el hogar ya está controlado todo lo que es eliminación de criaderos”, explicó.

Asimismo, recomendó botar todos aquellos objetos inservibles, sobre todo ahorita que estamos en la temporada de lluvia ya que, al acumularse el agua, en dos días ya se tiene la larva del mosquito.

Es importante hacer siempre el llamado a la población a que abran sus puertas, ya que tenemos esta magna labor de fumigación muy oportuna”, dijo García.

Por su parte, don Indalecio González, habitante de Los Arcos, expresó que esta zona continuamente está siendo fumigada. 

Tuvimos unos casos de dengue por lo que hubo una visita especial por parte del MINSA central y ha habido un seguimiento constante”, dijo.

Mencionó que como el sector colinda con la laguna de Asososca están recibiendo a brigadas de fumigación, “siempre hay presencia y siempre hay una buena recepción para ellos”, aseveró.

A la vez, los habitantes contribuyen con la limpieza en sus hogares, porque se preocupan por la salud de ellos mismos, “y esto (la fumigación) es un apoyo que recibimos del gobierno y lo miramos con beneplácito”, agregó.