Un lleno total mostró la Expo Pyme 2018 en su tercer día de desarrollo, evento en el que las familias se dieron cita para realizar sus compras de la mano de los artesanos, quienes ofrecen variedad de productos en textil-vestuario, cuero y calzado, alimentos y utensilios para el hogar, generando así una óptima actividad comercial.

Mauricio Rodríguez, un artesano de textil de la ciudad de Masaya, viajó hacia la capital para ofrecer sus cotonas, blusas, pareos y otras piezas elaboradas a base de manta y con hermosos tejidos llenos de colorido y tradición.

Gracias a Dios hemos tenido buena aceptación, el producto ha gustado mucho y a eso le sumamos el hecho de que nuestros precios están accesibles a la población, con la idea que ellos lleven un producto de calidad. Este evento ha venido a ayudarnos a superar el bajón económico que sufrimos hace unos meses, pero acá estamos, saliendo adelante con ayuda del Gobierno”, expresó.

Otra de las protagonistas es Alika Machado de Café Don Salva, pequeño negocio originario del departamento de Matagalpa, que en estos tres días de feria se ha abierto un nuevo mercado en la capital gracias a la promoción de la Expo Pyme.

La Expo Pyme es una buena oportunidad para nuestro negocio porque lo estamos dando a conocer; somos un negocio familiar y sabemos que con esta feria vamos a lograr buenos resultados porque la gente de Managua está conociendo la calidad de nuestro producto y eso nos ha generado excelentes ventas en estos tres días”, manifestó.

Gran aceptación por parte de las familias  

Quienes decidieron visitar la feria no se fueron del sitio con las manos vacías, muchos adquirieron un poco de todo lo que se comercializa, cómo Vianey León, quien adquirió vestidos bordados para enviarlos a sus familiares en el extranjero.

Estoy fascinada con la feria, hay un ambiente muy acogedor y los productos están a precios accesibles, qué hermoso es ver un espacio donde se aglomera todo el talento de nuestros artesanos. Es importante que se promueva nuestra cultura y lo que acá producimos; he comprado unos vestiditos para mis nietecitas y se los voy a enviar al exterior, nosotros siempre consumimos lo nacional porque sabemos que estamos contribuyendo a la economía local”, refirió.

De igual manera, Rosemary Bustamante adquirió artesanías de balsa, elaboradas por artesanos de Solentiname. Su adquisición formará parte de la decoración de su hogar.

Siempre me ha gustado adornar mi casa con piezas de barro, madera y cristales, porque me encanta el colorido que le imprimen nuestros artesanos. Quiero felicitar al gobierno por esta feria porque sin duda es una gran oportunidad para los emprendedores, quienes actualmente están dando la cara para que nuestra economía siga adelante y pronto superemos esta brecha”, subrayó.