La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, felicitó este mediodía a los miembros de la Policía Nacional que este miércoles 5 de septiembre cumple su 39 Aniversario de fundación, pero celebrará su acto oficial el próximo lunes 10.

El 10 de septiembre en el Acto Central que presidirá nuestro Comandante, se conmemorará formalmente el 39 Aniversario de la Policía y además de pasar a ser Primer Comisionado, nuestro hermano, el Comisionado General Francisco Díaz Madriz, Director General de la Policía, también serán ascendidos 745 compañeros y compañeras; 485 varones y 260 mujeres”, explicó.

Al grado de Comisionados Generales serán ascendidos los comisionados Luis Alberto Pérez Olivas; Douglas Manfredo Juárez; Sergio Gutiérrez Espinoza y Olivio Hernández Salguera.

A Comisionados mayores serán ascendidos 10 compañeros; a Comisionados 35; a Subcomisionados 48; a Capitanes 90; a Tenientes 216 y al grado de Inspectores 341.

También serán condecoradas este lunes 24 familias que recibirán la Medalla al Honor Comandante Tomás Borge Martínez, impuesta por primera vez en la historia de la institución.

Son las familias de los 24 hermanos policías caídos en cumplimiento de su deber durante los terribles, tenebrosos, diabólicos, acontecimientos que representaron el intento de golpe de estado, intento de sembrar odio y cizaña en el corazón nicaragüense, pero no pudieron ni podrán; no pasaron, no pasarán”, dijo.

Los familiares van a recibir también la Medalla al Valor, Subcomisionado Juan Ramón Torres Espinoza. Van a ser condecorados 359 compañeros policías que fueron heridos por los terroristas golpistas que quisieron secuestrar el amor en nuestra Nicaragua, pero no pudieron ni podrán, el odio no pasará, el odio no pasó, el odio no pasará en nuestra Nicaragua. 300 varones, 59 compañeras mujeres recibirán la Medalla al Valor”, detalló.

La Compañera Rosario destacó que “estamos celebrando y honrando a tantos hermanos que a lo largo de estos 39 años han dado la vida por la seguridad de las familias y comunidades de nuestra Nicaragua”.

En este día de histórica conmemoración, nosotros estamos honrando a todos los hermanos policías, todos ellos, los que han entregado sus vidas a lo largo de estos 39 años, asegurando a las familias nicaragüenses, tranquilidad y paz. Honramos a sus familiares y a ellos dedicamos nuestros pensamientos y oraciones, sabiendo lo duro y doloroso que es perder a un ser querido”, reflexionó.

“Identificándonos con ese dolor y asegurándoles que cada uno de esos hermanos policías viven eternamente en la memoria y en el reconocimiento de toda nuestra Nicaragua”, resaltó.

Saludamos también a todos los mandos de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz, que ha sido nombrado Director General; a los Subdirectores generales, Comisionados generales, Adolfo Marenco, Aldo Martín Sáenz; al compañero Comisionado General Avellán; y a toda la Jefatura Nacional de nuestra abnegada y heroica Policía Nacional”, dijo.

También envió un saludo a todos los que en cada municipio de nuestro país, hermanos y hermanas policías, resguardan con valentía, amor, dedicación y entrega la seguridad, la tranquilidad y los derechos de todas las familias nicaragüenses.

Nuestro cariño, respeto, reconocimiento y la confianza en Dios Nuestro Señor, porque vamos adelante, trabajando desde la comunidad, honrando al pueblo, y sirviéndole como mandata la Constitución y las leyes de nuestra Nicaragua”, expresó.

Resaltó que en la policía nacional hay corazones dispuestos a servir con amor a las familias nicaragüenses.

Nuestro abrazo a todos los compañeros de la Jefatura, a todos los compañeros de la Policía, y a sus familias, y en particular el abrazo lleno de amor a las familias de los Policías que cayeron en cumplimiento de su deber en este año 2018, atendiendo con amor a las familias de cada lugar”, reiteró.

Dijo que son “hermanos policías que sufrieron los embates del odio, de la criminal acción terrorista que gracias a Dios y gracias a la valentía de nuestras instituciones del orden, de nuestros hermanos, esa criminal acción terrorista se acabó, se enterró porque no pudieron ni podrán”.