Muchas personas se enamoran de las mascotas que tienen en su hogar, este  acercamiento es reciproco, ya que los animales también sienten el mismo amor para sus dueños.

La amistad de los humanos hacia los animales, se hace más cercana cuando  comparten miradas largas, y entre mas mira a la mascota, más  fuerte es el vínculo, por los que algunas personas aman a sus perros más que el amor que siente hacia la gente.

En general, los resultados sugieren que los perros domesticados pueden haber desarrollado una capacidad de beneficio mutuo para vincularse emocionalmente con los seres humanos, de la misma manera que unas personas se vinculan con otras.

Los animales demuestran el amor por su dueño, cuando la persona regresa del trabajo, el  perro siempre está ahí dispuesto a jugar, lo besa, lo huele como muestra de cariño.

Un perro necesita seis palabras para que lo eduquen bien: coherencia, firmeza y paciencia son las tres primeras. Las otras son ejercicio, disciplina y afecto, en ese orden. El perro es una especie social que tiene un comportamiento similar al del humano.