El Ministerio Público ha puesto a la orden de los tribunales comunes a uno de los principales líderes de los tranques del terror de los municipios de Jinotepe, Dolores y Diriamba, que causaron graves daños a la economía nacional y fueron focos de torturas, robos con intimidación, secuestros y asesinatos.

El principal cabecilla fue identificado como Tomás Ramón Maldonado Pérez 64 años, así como otros miembros de esta agrupación delincuencial como Roberto Danilo Samcam Ruiz, Joao Ismael Maldonado Bermúdez, Leonel Rojas Medrano, Rodolfo Rojas Cordero, Álvaro José Campos Chávez, Carlos Ramón Brenes Sánchez 63 años, Rudy Antonio Palacios Vargas 47 años y Rodrigo Alejandro Rodríguez Argüello. De todos estos los únicos detenidos son Carlos Ramón Brenes y Tomás Ramón Maldonado Pérez.

Así comenzó todo

De acuerdo a la relación de hechos presentada por la fiscalía, estos sujetos se reunieron en los primeros meses del año, en la casa de Tomás Ramón para planificar la ejecución de actos delictivos, con el objetivo de infundir temor y pánico en la población.

Este grupo contrató a delincuentes de otras regiones para ocasionar graves alteraciones al orden público y romper el orden constitucional.

Todos estos sujetos tienen amplia experiencia delictiva, los que, a través de estrategia militar, pretendían desestabilizar la paz social en dichos municipios, instalando tranques para impedir gravemente el normal funcionamiento del transporte público y privado, la libre movilización de las personas, robos con intimidación, daños a la propiedad, secuestro tortura y asesinatos.
Además de los tranques ordenaron el saqueo y robo de los negocios y centros comerciales, así como la quema de las instituciones públicas.

Fuerzas de choque

Joao Ismael Maldonado estaba encargado junto a otros delincuentes y pandilleros, a realizar ataques a la policía de Jinotepe, utilizando distintas armas de fuego como Ak, M-16, Galil.

Era el encargado de dirigir las fuerzas de choque de estos escuadrones de la muerte en Jinotepe, de realizar los patrullajes en los tranques.

Igual labor tenía Roberto Danilo Samcam Ruiz y Rodolfo Rojas Cordero, que también participaban de los ataques a la delegación policial de Jinotepe.

Carlos Ramón Brenes se encargaba de citar a las reuniones y junto a Tomás Maldonado, definían las acciones delictivas y actos terroristas en Jinotepe.

Rudy Antonio Palacios se encargaba de proveer de víveres a los delincuentes y se mantenía en los diferentes tranques. Mientras Rodrigo Alejandro coordinaba la recepción de fondos económicos y reclutaba a los jóvenes para integrarlos en los tranques y orientaba la comisión de los diversos delitos.

El resto de los acusados se encuentran prófugos de la justicia.