La salud en Nicaragua ha sido una de las principales prioridades del Gobierno Sandinista, dando cobertura a nivel nacional, a través de las clínicas móviles y la construcciones de nuevos centros de salud en el sector rural, con el objetivo de beneficiar a más familias del país.

El Ministerio de Salud (MINSA), con el apoyo del Gobierno central ha adquirido nuevos equipos para realizar diferentes  estudios de salud en la población reduciendo la lista de espera en los diferentes departamentos.

Con la construcción de nuevas casas maternas y la restauración de muchas en  los distintos  municipios, ha  permitido que las mujeres embarazadas gocen de buenas comodines en el  periodo prenatal, recibiendo el  acompañamiento de los médicos.

Véase también: La educación en Nicaragua ha mostrado grandes avances durante 11 años del Gobierno Sandinista 

Gracias a los convenios con los diferentes países, se ha logrado contrarrestar los virus epidemiológicos que han entrado a  nuestro  país, dándole una pronta  repuesta  a  la población.

Para una mayor atención se han construidos hospitales de  referencia nacional: Hospital  Fernando Vélez Paiz, Centro Nacional de Cardiología y otros hospitales que dan atención especial como el Bertha Calderón y el Nora Astorga que atiende a las mujeres con cáncer.

Por orden del Comandante Daniel Ortega los servicios de salud en los hospitales públicos son gratuitos y con buena atención para las personas que lo requieren. Mensualmente se están realizando  jornadas  quirúrgicas  que vienen a  mejorar la salud.