Una buena parte de su tiempo, el cantante se la dedica al compromiso con Hailey Baldwin y a los preparativos de la tan esperada boda con la que sellarán su gran historia de amor, sin embargo Justin Bieber también ha logrado sacar un tiempito de su apretada agenda para regalarse una lujosa mansión en su Canadá natal, una casa situada en una finca rural de Ontario por la que el cantante desembolsó cinco millones de dólares.

La propiedad, según el portal de noticias TMZ, cuenta con unos 101 acres de terreno y un circuito privado para celebrar carreras de caballo, mientras la casa principal está equipada con cuatro dormitorios, seis cuartos de baño, un cine, una sala de juegos y un garaje con capacidad para tres vehículos, entre otros lujos y comodidades.

Por ahora no se sabe si el intérprete y su futura esposa vivirán en dicha propiedad luego de convertirse en marido y mujer para formar su propia familia, o si solamente les servirá como retiro vacacional.

Algunas fuentes del cantante, han señalado que la propiedad también cuenta con un lago privado, situado en un enclave natural de extrema belleza, el lugar perfecto para que los enamorados puedan alejarse del ruido siempre que lo necesiten.