Hoy celebramos 38 años de la gran cruzada Nacional de Alfabetización; proyecto revolucionario accionado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con el objetivo de reducir el porcentaje de analfabetismo en todos los rincones de Nicaragua.

Un 23 de agosto de 1980 se dió por finalizado la cruzada de alfabetización, ya que en el periodo de un año se alcanzó un 13% reducido en analfabetismo. Cada barrio, pueblo o ciudad se ondeaban banderas que indican que era territorio libre de analfabetismo.

La cruzada fue un gran movimiento de masas, participaron miles nicaragüenses, también se sumaron miles de maestros mandados por Cuba y cooperantes internacionales, se estima que fueron más de 60 000 los participantes.

El alfabetizador se acercaba de igual forma al alfabetizado, aprendía y enseñaba. Compartía las labores de la Tierra y aprendía a sembrar y a recolectar, mientras que en el intercambio ensaña a leer y a escribir.

En esta obra también costo vidas humanas, compañeros que fueron  atacados por fuerzas antirrevolucionarias que produjeron 9 muertes, entre unos de ellos esta Georgino Andrade.

Este trabajo fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) en 1981.

En este programa educativo fue unas de las metas prioritarias del FSLN, que estuvo inspirada por el comandante Carlos Fonseca Amador, cuando dijo a quienes instruía en practicas guerrilleras en el norte a campesinos: "y enséñeles a leer…!"