El Asesor Presidencial para la Educación, compañero Salvador Vanegas, destacó esta mañana los logros de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización, su reactivación tras el retroceso sufrido durante los gobiernos neoliberales y la continuidad educativa a partir del año 2007, tras el retorno del Sandinismo.

Vanegas evocó en el programa En vivo de Canal 4, lo que fue el retorno de miles de brigadistas a Managua, tras permanecer alfabetizando a miles de campesinos en el campo y las montañas.

No ocultó su emoción, cuando recordó que cuando llegaron a la Plaza de la Revolución en Managua, dieron su parte: “Comandante Carlos Fonseca hemos cumplido, cuál es la próxima tarea?”.

“Esa fue la primera y gran escuela de esta generación pos triunfo de la revolución, en cumplimiento del programa de Gobierno de la Junta de Reconstrucción Nacional, del Programa histórico del Frente Sandinista. Se comenzó a organizar la Cruzada Nacional de Alfabetización que es, como se dijo, un hecho histórico que tiene connotaciones educativas, pero también de liberación, porque el somocismo, más allá de los datos, 51% prácticamente, el 50.9 de la población estaba sumido en el analfabetismo, o sea, de cada dos nicaragüenses, uno y un poquito más, no sabían ni leer ni escribir”, citó el asesor.

Señaló que más allá de los números “está el fondo, eso no fue una casualidad, eso era parte del modelo. Vos no podes sostener un modelo de explotación, que le arrebata la tierra al campesino, que explota al obrero, que prostituye a la juventud, que reprime, que concentra la riqueza en pocas manos, que era el somocismo”.

“Un gobierno explotador, un gobierno respaldado por el imperio norteamericano vos no lo podés sostener, si no es con instrumentos de dominación, el principal instrumento de dominación es la ignorancia, con la ignorancia vos le arrebatas la tierra a los campesinos, le pagas lo que querés al obrero y si querés lo despedís, no hay derechos sociales, no hay nada que valga”, dijo.

Recordó que 23 de agosto salieron más de 195 mil jóvenes en el Ejército Popular de Alfabetización, en diferentes columnas, escuadras, hasta el último rincón del país. Citó un dato que queda a veces inadvertido y es que aquí se alfabetizó en lenguas, miskito, sumu, en inglés creole, con materiales que se elaboraron en los primeros meses de la Cruzada en el Pacífico.

“Se comenzó una batalla en la cual se luchó contra la ignorancia, se llevó la educación al campesino y a través de la educación, la liberación,  porque la persona que llega a dominar y a tener acceso a la educación, también se libera, es una persona que tiene discernimiento, capacidad de análisis y que tiene, eso sigue vigente, tiene la capacidad de no ser engañado”, expresó.

“Detrás de los modelos perversos está siempre aprovechar la ignorancia para mentir, para falsear la realidad”, añadió.

Una epopeya

“Esa epopeya nos llevó a uno delos hechos históricos que fue reconocido por UNESCO. Se pasó de un analfabetismo que tenía el somocismo de 50.9 a un 12.9 de analfabetismo al cierre de la Cruzada”, recalcó.

Destacó que una vez que se cerró la Cruzada, inmediatamente se organizó la Educación de Adultos. “La Cruzada no era solo para adultos, alfabetizamos niños, lo que se le llama técnicamente el rezago educativo, o sea, adolescentes que no habían podido ir ni al primer grado”, resaltó.

Recordó que en 1981 la UNESCO entregó al país el premio Kruskaya, un reconocimiento a esa generación.

“Eso dejó organizado todo el modelo de educación popular, que constaba pasar la Alfabetización, pasar a la alfabetización de adultos, que te lleva a una primaria acelerada, a una secundaria de adultos y de ahí sale también el esfuerzo que sigue vigente, de que un adulto que egresa de la secundaria no se debería quedar ahí. Los jóvenes pasaran a la Universidad y se montó la Prepa”.

En los 80 se mantuvieron los programas de alfabetización a pesar de la guerra de agresión. Luego se trabajó en la continuidad educativa y seguir reduciendo el analfabetismo.

“La meta ha sido erradicar el analfabetismo”, destacó Vanegas.

Mencionó que en los años 90 asume el gobierno de la UNO y comienza el desmontaje de todos los logros d de la revolución, con los gobiernos neoliberales..

Al 2006 comienza a crecer el analfabetismo al 24 %.

Dijo que a pesar de los esfuerzos de los neoliberales por desmontar los logros de la revolución, en materia de educación, se le hizo resistencia a las políticas neoliberales y así fue que nació la Asociación de Educación Carlos Fonseca Amador, con apoyo del programa cubano Yo sí puedo. “Desde las alcaldías sandinistas dan la batalla para que no se retroceda y seguir alfabetizando”.

“El Comandante plantea en 2007: aquí la victoria contra la pobreza tiene el principal camino que es la educación”, expresó Vanegas.

“Se organizaron de nuevo las Campañas de Alfabetización en las Campañas de Martí a Fidel, una campaña fuerte, se trabajó con varios métodos, entre ellos Yo Sí Puedo que incluyó llevar televisores, paneles solares, VHS, CD, al campo, la tecnología disponible en ese momento”, dijo.

Resaltó que Alba educación hizo una gran inversión y los países del ALBA también brindaron su aporte a los esfuerzos educativos.

“Eso nos llevó a alfabetizar a 122 mil 949 hermanos nicaragüenses, lo que nos llevó a reducir el analfabetismo a lo que hoy está en 4.1”, confirmó.

Ahora, actualmente se mantienen los programas de Continuidad educativa, porque se plantea que el primer paso es aprender a leer y escribir, pero luego hay que continuar con otros programas que garanticen el paso a la universidad y a nuevas tecnologías.

“Así como se da seguimiento a los reductos de personas iletradas, también estamos en los retos de este siglo, que es el dominio de la ciencia y tecnología”, dijo Vanegas.

“Tenemos la meta que en el 2020 tengamos el 100 % de todas las escuelas de secundaria con aulas virtuales móviles, una inversión millonaria que se está haciendo, tenemos la meta de que el 100 % de los docentes dominen la tecnología educativa y la utilicen”, añadió.