En una ceremonia solemne fue conmemorado el 40 aniversario de la toma del palacio, también llamada “Operación Chanchera”. Durante la ceremonia que se llevó a cabo en el salón azul del histórico Palacio Nacional, los protagonistas fueron los compañeros que conformaron el comando Rigoberto López Pérez, de igual forma participaron miembros de la Juventud Sandinista 19 de julio.

Durante la ceremonia, el Comandante Edén Pastora, conocido popularmente como “Comandante Cero” narró parte del suceso histórico y mencionó que siendo jóvenes sin ninguna experiencia en armería y combate, agarraron coraje y firmes bajo el liderazgo del Comandante Daniel Ortega iniciaron su lucha para derrotar a una dictadura Cruel, la que por muchos años violentó los derechos de un pueblo que estaba oprimido, de igual forma hizo hincapié en que estas injusticias fueron financiadas y dirigidas por el imperio Norteamericano, que bajo el gobierno del entonces presidente de Estados Unidos Jimmy Carter por muchos años negaron todas las injusticias que vivió el pueblo Nicaragüense.

 Después del asalto al palacio abrieron los ojos hacia Nicaragua, la comunidad internacional se dió cuenta lo que el pueblo estaba sufriendo, las torturas, las muertes y las injusticia que la clase obrera y trabajadora vivió durante la dictadura estuvó en el Gobierno. 

Los compañeros del comando hicieron mención de la valentía y el coraje que debe caracterizar a la juventud actual, que la lucha ahora es diferente, pues estamos en otro contexto histórico, pero el enemigo sigue siendo el mismo y que es válido tener miedo, pero también es más importante pensar en el bienestar del pueblo, es más importante luchar por seguir restableciendo los derechos de un pueblo que durante los gobiernos Neo-liberales se les fueron negados, derechos básicos como la salud y educación.

Y a un solo grito de “¡Patria Libre o Morir!” la Juventud Sandinista  otorgó el reconocimiento por la lucha Histórica al comandante Edén Pastora, por el legado histórico que él y todo el Comando Rigoberto López Pérez dejarón al pueblo Nicaragüense. Gracias a la valentía de estos protagonistas de la historia es que hoy gozamos de una Nicaragua Libre, gozamos de un nuevo amanecer forjado con el coraje de todos los héroes y mártires de la revolución.