El brigadista Carlos Ortiz invitó a las familias a eliminar todo posible criadero de zancudos, para contribuir a la lucha antiepidémica, que se realiza a través de la fumigación, abatización y concientización casa a casa.

En una jornada de fumigación que se desarrolló en el barrio Omar Torrijos, Ortíz dijo que la población debe permitir la fumigación en sus hogares, para evitar enfermedades que causan la muerte.

“Hay que recordar que una vez fumigada las viviendas, se deben cerrar las puertas para que haga efecto la fumigación”, explicó.

Doña Pastora Peralta terminaba de limpiar su casa, mientras abre las puertas a la fumigación.

“Yo siempre dejo que los brigadistas entren a fumigar y todos nos debemos de sumar a estas jornadas al mantener limpio nuestro hogar y eliminar criaderos”, comentó.