La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, anunció que este 22 de agosto miles de nicaragüenses caminarán en Managua y en todo el país para celebrar, conmemorar y comprometerse con los nuevos tiempos.

“Tenemos esta tarde una caminata o caminatas de celebración, conmemoración y compromiso con los nuevos tiempos y con los retos de los nuevos tiempos en todo el país. Y en particular, esta tarde en Managua estaremos unidos después de la caminata para conmemorarnos en victorias, celebrarnos en victorias, dándole gracias a Dios y comprometernos con los nuevos tiempos de hoy, porque Nicaragua siempre Más Allá, va adelante en amor, en orgullo de nuestro país, de nuestro ser nicaragüense. Y vamos adelante comprometidos absolutamente con la paz, con la justicia y con los derechos humanos para todos”, expresó.

“Esta tarde estaremos caminando por más victorias, caminando con la fortaleza que nos da el espíritu nicaragüense, el espíritu formidable de las familias nicaragüenses que con fe, con esperanza, vamos adelante. Vamos adelante recuperando nuestro país, y sobre todo trabajando duro para ser cada vez más productivos y enfrentar los retos de hoy. Levantar la economía, levantar la producción, reconstruir lo que el vandalismo terrorista durante los meses de secuestro nos destruyó e ir adelante, disponiendo el corazón al encuentro, disponiendo el corazón al trabajo en la comunidad para irnos reuniendo como familia nicaragüense”, agregó Rosario.

La vicepresidenta manifestó que “aquellos que se oponen al trabajo, que se oponen a que las familias puedan ganarse la vida honradamente, aquellos que se oponen a que Nicaragua vaya adelante, pues el pueblo mismo los va apartando”.

También dijo que “toda la campaña de difamación que mantienen a nivel internacional, en la medida en que la verdad y la realidad de Nicaragua se imponen, también va a ir cayendo”.

“Aquellos que trabajan contra la paz, aquellos que trabajan impidiendo que las familias más pobres tengan lo que merecen, porque son derechos, el derecho al trabajo, el derecho a ganarse la vida honradamente. El derecho a que sus hijos se eduquen, recordemos que los menos favorecidos, por decirlo de alguna manera, no pueden enviar a sus hijos a universidades en otros países, no pueden enviar a sus hijos a escuelas privadas, no pueden atenderse en clínicas privadas; las mayorías en Nicaragua depende de un gobierno como este cristiano, de compromiso cristiano, de opción preferencial por los pobres, para que aseguremos juntos esos derechos esenciales”, recordó Rosario.

“No atentemos contra los derechos del pueblo, no sigamos atentando, porque ya lo han hecho, porque la condena del pueblo no se va a hacer esperar. Como decimos Dios es justo, Dios ve, Dios sabe y Dios se manifiesta también”, comentó la Compañera.