El uso constante del celular, es tan  perjudicial que afecta el  cumplimiento de los  deberes  y  actividades laborales que  no  tienen  relación con  la tecnología. Los jóvenes tienen  mucho apego  al  móvil, el  cual sufren  de  ansiedad por  conectarse a internet.       

 El término “phubbing” es una combinación de las palabras en inglés phone (teléfono) y snubbing (despreciar), y se refiere a la acción de ignorar a alguien por prestar atención al celular. Según la especialista, esto creará una gran barrera de comunicación entre las personas y con el tiempo podría convertirse en una adicción.

En la actualidad personas han perdido su empleo por sufrir adicción a las  redes  sociales, además, ya  no se  está  dando  la  comunicación  vocal, lo que permite  que  se  pierdan los valores de convivencia en  la familia  y  el  compañerismo. 

La redes  sociales  se han  apoderado  de  los espacios  de  recreación en  los niños y  adolecentes, donde  los  padres  son  cómplices  al  entregarle  un  teléfono  para  que  no  practiquen  ningún  deporte.

Las personas  que  usan  celular  de  manera  intensiva  sufren  enfermedades como: migraña y  cáncer  en  el  cerebro, este tipo de  problemas sucede  en  los adolecentes  que  no  pueden  estar  distanciado de  su celular  móvil.