Tras cinco sesiones, la representante del Ministerio Público, Inés Miranda, concluyó en el juicio que sigue a los acusados del asesinato del periodista de Bluefields Ángel Gahona López, la evacuación de cargo de pruebas que incluyeron las testificales de peritos de investigación criminalística, médicos forenses, especialistas en balística, informáticos forenses y las declaraciones de dos testigos civiles que ubican a los procesados en la escena del crimen y como los autores del único disparo que se escuchó en el preciso momento que el comunicador cae muerto.

Luego de las declaraciones de los especialistas, se contó con las testificales de la señora Eunice Smith, madre del joven Quincy Ballesteros, amigo de los acusados, quién fue quien guardó una de las mochilas donde los acusados escondieron el arma hechiza, de la cual salió el disparo que terminó con la vida del comunicador y lesionó seriamente al policía Carlos Anselmo Rodríguez.

Testigos claves señalan a acusados

Doña Eunice relató que su hijo se encontró con Brandon y Glen ese mismo día de los hechos, le pidieron que se llevara la mochila y la guardara. Ella misma llevó a su hijo a testificar ante la policía, quien relató cómo se encontró a los acusados, que posteriormente insistieron en que les devolviera la mochila el 4 de mayo.

También declaró Roberto Antonio Adams, quién estuvo con los acusados minutos antes de los hechos y señaló que Brandon Christopher fue el autor de los disparos con la arma hechiza.

De acuerdo a Roberto, ese 21 de abril entre las 5 y 6 de la tarde estuvo con Glent y Brandon en el sector del parque central y el estadio de beisbol, luego se ubicaron en la esquina donde fue la discoteca Bacu.

“La mochila la andaba Brandon y cuando los oficiales llegan, camina hacia los oficiales, saca el arma por donde era el Bacu y la detona, realiza un solo disparo con una escopeta calibre 12, él ya había visto ese tipo de bala, es de la misma medida de la arma hechiza, andaban dos cartuchos, uno en la hechiza ya puesto y el otro lo andaba Glen en la bolsa del short”, relató Adams en su testifical.

Igual afirmó que Glen mostró los tiros a los amigos y que “Brandon dispara de frente, andaba vestido con camiseta roja, con pantalón camufle y gorra negra. Slate andaba con camiseta blanca y short camufle y al momento que detonan, él se fue al Chef Marset (a esconder)”.

Antes de los hechos, los cinco jóvenes que estaban por el parque central, incluyendo los acusados se fumaron un cigarrillo de marihuana y posteriormente, se levantaron para ir a enfrentarse a otro grupo juvenil del barrio Beholden y se encontraron con la protesta y con los policías, a los cuales les dispararon.

El testigo Alcides Artola, también conocido de Brandon, relató al juez que días posterior al hecho se encontró con el acusado en una feria gastronómica y éste le confesó que disparó a la policía esa tarde del 21 de abril.

Alcides también aseguró que junto con Brandon fueron a la casa de Glen y este salió con una mochila pequeña color negra marca Toto, posteriormente se fueron al sector del barrio Punta Fría, por el lado de la bahía para tirar al agua las armas hechizas.

Aseguró Alcides que hasta ese momento se da cuenta que la mochila contenía el arma hechiza homicida, que posteriormente fue encontrada, gracias a la investigación policial.

Defensores piden anulación del juicio

A pesar de estas testificales que ubican a Glen y Brandon como dueño de la mochila donde se escondía el arma hechiza, de haber confesado a sus amigos de haber disparado a la policía y tras las abundantes explicaciones científicas, técnicas y criminalísticas, que lo incriminan como los únicos que dispararon un arma de fuego, los abogados defensores Emy García Curtis y Maynor Curtis, solicitaron al Juez Sexto de Juicio Ernesto Rodríguez, la clausura anticipada del proceso y absolver a los jóvenes, porque a su criterio las pruebas evacuadas por la fiscalía, no demuestran la culpabilidad de sus clientes.

Rodríguez, rechazó la solicitud de los defensores y determinó que el juicio debe continuar hasta su etapa final, porque hay muchas pruebas que deben ser analizadas, contractadas y revalorizadas.

También indicó que por disposición constitucional y procesal, los defensores deben evacuar sus pruebas de cargo “por el principio de igualdad” y “el principio del esclarecimiento de derecho” para que intenten desvirtuar la tesis de culpabilidad del Ministerio Público.

“Ambas defensas han tenido en base al principio de mediación de estar en esa cercanía con la prueba, de contra argumentar o contra interrogar a los testigos, de tal manera que no se puede hablar de una violación al principio constitucional de derecho de defensa y menos aún al principio del debido proceso. De tal manera que siendo una facultad jurisdiccional y quien solo corresponde a una juez debidamente constituido en el ejercicio de su competencia, esta solicitud de las defensas y la resolución judicial debe fundamentarse en la certeza de que las pruebas de cargo de manera evidente una vez evacuadas no demuestran los hechos acusados. De tal manera que es importante por el debido proceso, escuchar, apreciar y reproducir también para el esclarecimiento de los hechos, la prueba de ambas partes, por consiguiente declaro sin lugar la solicitud de la defensas de clausurar de manera anticipada el presente juicio”, dijo el juez Rodríguez.

Fiscalía: “Glen y Brandon son culpables”

Miranda manifestó que cada una de las pruebas demuestran la culpabilidad de ambos procesados, dado que fueron ubicados en el lugar de los hechos, también se determinó que accionaron el arma hechiza, cuyo proyectil mató a Gahona. El disparo salido del arma hechiza es el único que se escuchó en el lugar e inmediatamente cayó muerto el periodista.

“Este proceso bajo ninguna perspectivas es algo personal en contra de los acusados, lo único que busca el Ministerio de Publico es el esclarecimiento de los hechos, que se le haga justicia a Ángel Gahona, a Carlos Anselmo y las demás víctimas. La tesis del Ministerio Público es que los acusados Brandon y Glen, exactamente en el sector del Bacu procedieron primero Glen a entregarle un arma de fabricación artesanal a Brandon y luego Brandon al observar a la Policía y a los periodistas que estaban en el sector de la alcaldía, realiza un solo disparo que priva de la vida a Ángel y hiere gravemente al oficial Carlos Anselmo y expone la vida de los periodistas”, indicó Miranda.