Desde el 2014 la vida le cambió al ingeniero químico Sandor Briceño Calero, creador del “Aceite Esenciales San Miguel”, un producto cien por ciento natural que su cuerpo agradecería mucho en recibirlo para mejorar la salud.

Hace 4 años esta marca de producto natural, comenzó a ser comercializada en las diferentes ferias promovidas por el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria y Asociativa (MEFCCA), lo que obligo a este químico emprendedor, a perfeccionar y mejorar su producto.

Comenzó elaborando el aceite de coco que tuvo y tiene gran demanda entre sus clientes, que prácticamente le obligaron a producir otros productos, como aceite de linaza, aceite de marango, crema de almendra y cocos, entre otros.

Cada uno de estos aceites esenciales tienen una función específica para la salud, son muy buenos para cuando quiere hacerse un masaje, otros como el aceite de linaza que es muy bueno para desinflamar los huesos. Hemos crecido poquito a poco con recursos propios y créditos de Usura Cero”, dijo Briceño.

Indicó que los micros y pequeños comerciantes emprendedores, han tenido en el gobierno, un excelente  respaldo, porque muchos han logrado mejorar sus canales de comercio y también tienen registrado su marca. Igualmente reciben capacitaciones de cómo administrar el negocio, como mejorar las ventas y la presencia en las redes sociales.

Cuatro años después de sumarse a los protagonistas del MEFCCA, don Sandro tiene varias metas cumplidas, pero trabaja para instalar una tienda física y expandir sus ventas hacia todos los departamentos del pacifico. Actualmente su producto puede encontrarlo en los mercados de Juigalpa, Granada, Masaya y Managua.