Una gran cantidad de familias visitaron este sábado la laguna de Xiloá, con la finalidad de disfrutar del ambiente y consolidación que la paz y seguridad que va logrando Nicaragua, tras el fracaso de la intentona golpista.

Fue notorio que hasta una gran cantidad de familias pertenecientes a un ministerio evangélico visitaron la laguna para llevar a cabo una ceremonia religiosa antes del medio día.

Los integrantes de la denominación cristiana se introdujeron a las aguas de la laguna donde llevaron a cabo una serie de bautizos que fueron acompañados con oraciones y cantos evangélicos.

Doña Martha del Socorro Borge quien disfrutaba la tranquilidad de las aguas de la laguna junto a su familia, dijo que “añoraba esto, ya lo deseaba quería quitarme el estrés porque también trabajo”.

“Yo amo y adoro la paz”, dijo la señora quien reiteró que “los nicaragüenses lo que queremos es la paz”.

Don Marco Aurelio Obregón Prado, que nació en 1930, recordó que viene a disfrutar de las aguas de la laguna desde que tenía 14 años de edad, al tiempo que señaló que las familias en Nicaragua lo que quieren es la paz.

Miguel Angel Gutiérrez Santos, propietario del centro recreativo “El Magnate”, lanzó un llamado a todo el turismo nacional y extranjeros “para que nos visiten ya que tenemos la gran seguridad respaldada por la Policia Nacional".

Visiten no solo Xiloá sino que todas las playas de Nicaragua porque están vigiladas por la Policía Nacional y así los turistas tienen seguridad”, añadió el popular empresario a quien los clientes que le visitan le dicen “El Primo”.

Ese centro turístico es especialista en el pescado mareño, camarones, conchas, cocteles de diversos tipos, pollo, carne de res y carne de cerdo.