Ante el Juez Séptimo Penal de Audiencias, Abelardo Alvir Ramos, fueron llevados para audiencia preliminar los integrantes de la banda delincuencial “Villanueva” que fue desarticulada el pasado 13 de agosto mediante operativo policial que se perpetró en la finca San Pedro, propiedad de uno de los acusados.

Tras escuchar la relación de hechos, por el representante del Ministerio Público, que los señala de ser los autores de los delitos de crimen organizado, lavado de dinero, tenencia y uso de arma de fuego restringida y municiones y portación o tenencia ilegal de arma de fuego, el judicial decretó prisión preventiva y ordenó audiencia inicial para el próximo 7 de septiembre.

Entre los detenidos se encuentra Ramón Obeth Ochoa López, de 59 años; José Roberto Ochoa Medal, de 22 años; Mario René Romero Rodríguez, de 27 años; Roger Danilo Escorcia, de 20 años; Dixon Odanel Escorcia, de 22 años y Luis Armando Escalante, de 24 años.

De acuerdo a la acusación, este grupo se aprestaba a realizar la compra de kilos de cocaína a narcotraficantes provenientes de Costa Rica, quienes suministrarían la droga a cambio del pago de 413,980 dólares, dinero que mantenía escondido en bidones de color azul.

Al momento del allanamiento, la policía les incautó, además de los dólares, un fusil AK, cuatro pistolas calibre 9 mm; cuatro escopetas calibre 12, cuatro radios walkie takie, dos chalecos antibalas, municiones de diferentes calibres, una camioneta marca Toyota placas CH-26685 y una motocicleta marca Yamaha, sin placa.

A los dos automotores se les aplicó la técnica de Sintrex para detectar partículas o residuos de droga, que resultaron positivos de cocaína.

La desarticulación de esta banda fue posibles gracias a esa alianza entre la policía y la población, que al ver la presencia de gente extraña en la comunidad San Ramón, puso al tanto a los agentes del orden, quienes a través del trabajo investigativo lograron detectar las intenciones de este grupo delincuencial.