El Juez Séptimo Penal de Audiencias, doctor Abelardo Alvir, decretó prisión preventiva en contra de los acusados por el asesinato del compañero Lenin Mendiola y de las lesiones graves contra Uriel Antonio Blandón Hernández, hecho acontecido el pasado 11 de agosto en horas de la tarde, cuando los grupos golpistas realizaron ataques con arma de fuego a las instalaciones de la Alcaldía de Matagalpa.

El ataque armado se realizó en plenas horas de la tarde en las calles de Matagalpa, luego que los cinco acusados participaron de una marcha que salió del atrio de la catedral matagalpina que dirige el obispo Rolando Álvarez.

Los acusados por el asesinato de Lenin, hijo de la histórica dirigente sandinista Benigna Mendiola, son Abdul Montoya Vivas, de 60 años; John Leonardo Amort Paiz de 52 años; Rogelio José Gámez Martínez, Noel Valdez Rodríguez de 48 años y Omar Antonio Avilés Rocha alias “Calimba”, de 22 años.

Estas personas son acusadas de terrorismo, asesinato, lesiones, exposición de personas al peligro, en perjuicio del estado de Nicaragua, del compañero Mendiola y de Uriel Antonio.

De acuerdo a la relación de hechos, presentada por el Ministerio Público, el 11 de agosto aproximadamente a las tres y media de la tarde, Abdul, John, Rogelio, Noel y Omar, observaron que Mendiola (que era muy reconocido entre los matagalpinos por ser sandinista) se encontraba a bordo de su motocicleta de la alcaldía una cuadra al sur y quince metros al este, cuando comenzaron a disparar hacia las oficinas municipales.

Abdul con una pistola calibre 9 mm realizó los disparos contra Mendiola, que se encontraba de espalda, a una distancia de entre 13 y 16 metros, lo que garantizaba al acusado no correr ningún riesgo de ser identificado o que su víctima se defendiera.

Mendiola de acuerdo a la acusación, recibió impacto de bala en el tercio inferior del área escapular izquierda en la espalda, a 42 centímetros del vértice y a 16 centímetros de la línea media con orificio de salida en el segundo espacio intercostal derecho línea clavicular externa. Producto de este disparo, Mendiola fallece de manera inmediata, siendo la causa directa de la muerte, hemorragia masiva, ya que el proyectil afectó directamente el corazón y los pulmones.

Los otros acusados siguieron disparando al interior de la alcaldía de Matagalpa, exponiendo al peligro a las personas que se encontraban en el exterior e interior, entre ellos Uriel Antonio Blandón Rodríguez, que se encontraba cerca de Mendiola.

Fue el acusado Rogelio José Gámez Martínez, quien como parte de estas acciones intimidatoria, le disparó con arma de fuego a Blandón Hernández, quien sufrió herida en la cara lateral izquierda del cuello, por lo que fue necesario realizarse una cirugía.

El juez Alvir programó la audiencia inicial para el 7 de septiembre próximo.

caso-mendiola

caso-mendiola

caso-mendiola

caso-mendiola

caso-mendiola

caso-mendiola