La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, reiteró este miércoles que todos los nicaragüenses queremos una Nicaragua en Bendición, Trabajo y Paz.

“Queridas familias de nuestra Nicaragua Siempre Bendita. Nuestra Nicaragua de todos donde queremos vivir con el Bien de Todos en alto, Siempre en Bendición, Siempre en trabajo y paz, siempre en rutas de prosperidad recorriéndolas paso a paso, siempre en victorias de la mano de Dios”, refirió.

“Esta Nicaragua Linda que el próximo mes estará celebrando como Patria Linda, Patria Libre, Patria de todos, Patria donde cada día afianzamos y afirmamos el buen corazón y la buena fe”, añadió.

“Porque queremos vivir en paz, Nicaragua quiere Paz, queremos trabajar en paz, Nicaragua quiere seguir avanzando, porque queremos desarrollarnos, aprender, emprender, prosperar, y esa es la bendición que Dios derrama sobre nuestro país”, enfatizó.

Resaltó la fortaleza, fuerza espiritual “que nos permite afianzar la seguridad y la paz todos los días. Por supuesto que de todo hay en la viña del Señor”, expresó.

Unos poquitos apuestan por el caos

“Todavía están aquellos, esos poquitos que apuestan por el alboroto, que apuestan por continuar denigrando la Patria, que apuestan por continuar desatando y desarrollando una plataforma mediática, sobre todo internacional, que muestre una Nicaragua como ellos la quieren, alborotada”, sentenció.

“Una Nicaragua que no es la que nosotros conocemos, queremos y la Nicaragua donde todos vivimos. Porque aquí hay una cultura de familia, de comunidad, este es un pueblo que todos los días da gracias a Dios por la vida y nos levantamos con el ánimo en alto, a luchar, porque somos un pueblo luchador; a luchar, a trabajar, y a decirnos animados que damos gracias a Dios por la vida, por la salud, y porque tenemos el espíritu, la fuerza, para reponernos de todas las calamidades, de todas las desgracias”.

Días durísimos quedan atrás

Recordó cómo estos últimos meses, hasta unos últimos días antes del 19 de julio, fueron durísimos, para las familias nicaragüenses.

“Fuimos despojados, en un secuestro nacional sin precedentes en la historia, de todos nuestros derechos. Sobre todo el derecho a trabajar en paz, a movilizarnos, a ir a los centros de salud, a los hospitales, a ir a las escuelas; bueno, todo eso lo conocemos porque lo vivimos, no nos lo están contando, no vienen expertos internacionales a hacernos la historia, lo vivimos”, dijo la Compañera Vicepresidenta.

“Y ahora que damos gracias a Dios, repito, no me canso, de darle gracias a Dios, porque hemos recuperado con la fortaleza de nuestras instituciones, la seguridad y la paz para trabajar y para continuar el buen rumbo que llevábamos y que vamos a llevar, Dios mediante, de su mano, para su gloria; todavía hay quienes apuestan por el alboroto, el alboroto e incluso el afán de seguir destruyendo la propiedad del Estado que da servicio, servicios vitales al pueblo nicaragüense”, recalcó.

Señaló que “ya los conocemos, ya sabemos quiénes son , estamos clamando justicia por todos sus crímenes, que paguen por sus crímenes, tanto las vidas, 198 que nos arrebataron, como la destrucción pero es que hay ver para adelante con la esperanza que nos caracteriza, hay que ver para adelante con la señal, los signos y señales, que Dios  manda a nuestra Nicaragua que son de esperanza y de aliento!”, enfatizó.