Así lo informó el compañero Fidel Moreno, secretario general de la comuna del Poder Ciudadano, al destacar que el Concejo Municipal de Managua aprobó un monto de cuatro millones de córdobas para la ejecución  de ambas obras.

El sitio donde se ubicará el parque y el vivero, es en el lugar conocido como La Canaleta y El Hoyo, una de las zonas más peligrosas del Juan Emilio Menocal, las cuales se inundaban en el invierno y vivían bajo la constante amenaza de derrumbes o deslaves.

El compañero Moreno refirió que desde hace meses la Alcaldía y las organizaciones del Poder Ciudadano trabajan en torno a la reubicación de esas familias en situación de riesgo constante y de cara a la próxima temporada lluviosa.

Indicó que tanto la Defensa Civil como el Sinapred certificaron ampliamente el grave riesgo en que vivían esas 87 familias, en esos sectores del barrio Juan Emilio Menocal.

“El Concejo Municipal en coordinación con el Sinapred, declaró la zona no habitable y empezamos de manera inmediata por instrucción del compañero Presidente Daniel y la compañera Rosario, a trabajar opciones de reubicación para las familias de estos dos sectores”, recordó Moreno.

Dijo que las tareas de traslado y reubicación concluyeron este lunes finalmente, tras una intensa jornada de persuasión, que se prolongó durante varios días.

Hasta este momento 82 familias ya están habitando viviendas seguras y otras cinco familias serán reubicadas en sus nuevas casas, en un lugar más seguro de Managua.

“Estas faldas como pueden ver son realmente muy inestables, unas casas estaba prácticamente sobre otras en suelos sumamente inestables, los riesgos de derrumbes y deslaves eran inminentes, pero aún más grave todavía, todas estas aguas iban a un lugar conocido como El Hoyo, que es la parte más baja de todo este sector y las aguas no encontraban salida, se estancaban, terminaban erosionando aún  más los suelos de este sector, lo que podría terminar en una desgracia”, advirtió.

“La instrucción del Presidente Daniel y la compañera Rosario fue primero trabajar de manera inmediata un plan de reubicación de estas familias, salvaguardar las vidas, felizmente, la naturaleza nos dio el tiempo para terminar ese proyecto y para todos los managuas es grato reconocer que hemos puesto a salvo a estas 87 familias que día a día, noche tras noche, podrían verse afectadas por una situación anómala”, recalcó el compañero Moreno.

“Aquí el riesgo no solo era por inundación en temporada lluviosa; un temblor, un fuerte sismo, podría igualmente derrumbar estos suelos inestables y podría suceder algo que realmente estábamos trabajando para evitar”, enfatizó.

“Todavía los sectores uno y cuatro del Barrio Juan Emilio Menocal están en zonas muchísimo más seguras, pero estarán más seguros si logramos proteger esta área y detener la erosión y daños”, concluyó.