La Compañera Rosario Murillo convocó a las familias capitalinas a una caminata de clamor por justicia a realizarse el próximo sábado 18 de agosto en horas de la tarde.

La misma saldrá de la Plaza de las Victorias, pasará por Metrocentro o Rotonda Rubén Darío, hasta llegar a la Rotonda Hugo Chávez, donde la gente se congregará en un solo clamor, ¡Nicaragua Quiere Paz! ¡Justicia para las víctimas de ese terrorismo golpista!

“Como decimos y como sabemos ese terrorismo se ensañó en los más pobres. ¡Justicia y Reparación ya!, ¡Derechos humanos para todos! No podemos reemplazar a los hermanos y hermanas nicaragüenses que dejaron sus vidas en esos fatídicos meses de golpismo y secuestro nacional, no podemos recuperarlos, pero si podemos exigir justicia y derechos humanos. Castigo para los culpables”, dijo la Vicepresidenta en su mensaje del mediodía.

“Cada crimen tiene su castigo y el asesinato y la destrucción de un país pobre que venía bien, que venía luchando eficazmente contra la pobreza, eso no tiene perdón de Dios. Ese es un pecado mayor, un sacrilegio. Y las personas de fe lo sabemos, y es un crimen por el que tendrán que pagar cada día de su vida. En la conciencia de cada uno queda grabado ese sacrilegio. Haber atentado contra la gente buena. Haber atentado contra un pueblo trabajador y honrado. Haber atentado contra un país que venía bien, con fe cristiana, con políticas y prácticas cristianas, un crimen que no tiene perdón de Dios”.

“Pero no vamos a quedarnos paralizados en el pasado. Hay uno y hay otro que quieren vivir en el pasado. Nosotros vamos adelante. Compañeros, compañeras, no nos olvidemos. Jamás lo olvidaremos, 198 hermanos nicaragüense fueron asesinados por el terrorismo golpista.

"Hay 198 familias llorando a sus seres queridos, todos los lloramos, no los olvidemos. No olvidemos que no olvidamos, ellos los mataron, destruyeron la economía nicaragüense, ¡Qué paguen por sus crímenes! ¡Justicia para las víctimas! ¡Justicia para todos los que de una u otra forma hemos sufrido el terrorismo golpista que se ensañó en los más pobres! ¡Justicia y reparación ya!"