El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA) junto al Instituto Nacional Forestal (INAFOR) brindaron detalles del trabajo que realizan en función de la promoción y protección de los recursos naturales a nivel nacional.

La compañera María José Corea, titular del Marena, refirió que han iniciado con la campaña "Yo amo las tortugas marinas, ayúdame a vivir" en las reservas de Playa la Flor y Chacocente, a fin de promover la conservación de las especies marinas.

“Es una campaña que contempla la protección a las tortugas marinas en este momento en el que se nos presenta el desove en las playas de nuestro país, así mismo, estamos trabajando con los comunitarios a quienes les brindamos capacitaciones para que conozcan a profundidad este y otros temas. Hemos tratado que los jóvenes conozcan el proceso de desove, la etapa de crecimiento del huevecillo y el nacimiento y liberación de los tortuguillos”, destacó.

Así mismo y dentro del Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre de Cayos Perla se realizó una sesión de trabajo con protagonistas del lugar con quienes se abordó el desarrollo turístico y la conservación de los mangles rojos, protección de la tortuga verde y aplicación de vedas de pepino de mar y langostas.

“Recordemos que los Cayos Perlas es un sitio fundamental para el anidamiento, producción y sobrevivencia de las tortugas carey, las que están en peligro de extinción y que llegan al lugar a hacer sus desoves, además los cayos cuentan con diversas especies marinas”, dijo.

Por su parte la compañera Sumaya Castillo, codirectora de Inafor, expresó que han desarrollado acciones concretas para la exportación y cuido de las diferentes especies con las que cuenta el país.

“Hemos logrado acuerdos con el sector transporte y los pequeños madereros y de esa manera incrementar la comercialización del recurso y generar ingreso a las familias que aprovechan de manera sostenible el recurso bosque. Así mismo, continuamos con el registro y certificación de plantaciones forestales, logrando inscribir 39 más en las zonas de Jinotega, Boaco y Matagalpa”, expresó.

Se logró concretar cuatro exportaciones las que alcanzan los siete millones de córdobas, haciendo uso de maderas como el almendro, teca y granadillo. De igual manera se continúa trabajando en la Cruzada Nacional de reforestación la cual reporta un 70% en el aseguramiento de las plantas a establecer en las comunidades.