Dentro de la lucha antiepidémica el Ministerio de Salud (MINSA) fumigó este martes, 280 viviendas del barrio Primero de Mayo, del distrito IV de Managua.

La fumigación estuvo dirigida por la doctora Meyling Brenes, directora del centro de salud "Francisco Buitrago" quien llamo a los pobladores de esa localidad a permitir que los brigadistas entren a las viviendas.

Dijo que la jornada también incluyó la eliminación de criaderos de zancudos y “donde le estamos dejando el mensaje a la familia de que a través de este proceso de fumigación nosotros eliminamos el Aedes aegypti”.

Recordó la doctora Brenes que el zancudo adulto transmite tres tipos de enfermedades por un mismo vector (Aedes aegypti): el dengue que puede llevar a la muerte a un niñito, un anciano o a cualquier persona que tenga discapacidad, son los mayores afectados por esa enfermedad.

Tambien el mismo vector produce la enfermedad del chikungunya y el sika que puede dejar secuelas en el bebé que está en proceso de formación.

La fumigación la llevaron a cabo 12 brigadistas del MINSA (todos con uniforme celeste)  que andan debidamente identificados y las moto-mochilas que son las que se utilizan para la fumigación.

También la funcionaria de salud llamó a la población a abrirle sus puertas a los brigadistas de salud que andan haciendo la abatización casa por casa y “esto les va a permitir (a la población) que estén en un entorno saludable y que la familia permanezca sana”, dijo.

Doña Maritza del Carmen Chavarría dijo que está muy bueno que el MINSA lleve a cabo estas fumigaciones en las viviendas, porque esto viene a beneficiar a los niños.

Es bueno que anden fumigando por ahorita (con las lluvias) el dengue clásico anda y por eso yo le abro las puertas de mi casa a las brigadas”, dijo.

Manuel Sánchez Chávez, habitante del barrio fumigado dijo que las actividades que lleva a cabo el MINSA “son excelentes y con calidad y no podemos desear más porque con la fumigación hasta las moscas desaparezcan”.

Mitza Sánchez Vado dijo que ella también permite que las brigadas de abatización y fumigación entren a su vivienda “porque así nos prevenimos de enfermedades como el dengue, las moscas, los zancudos, las cucarachas y hasta las garrapatas se van con la fumigación”.

Como ciudadanos “nosotros debemos contribuir en tener limpias nuestras casas y patios, botar las cosas que no se ocupan, no tener agua acumulada y así no se reproduzca el zancudo.