Dos departamentos inyectados de energía y alegría de la juventud, en el departamento de Jinotega y Matagalpa se realizaron congresos con los jóvenes de los diferentes municipios.

Contagiados con el espíritu revolucionario, los jóvenes bailaron y cantaron las músicas que representan la lucha y heroísmo de Nicaragua.

Además los jóvenes compartieron algunas de las experiencias que tuvieron que vivir durante los tres meses en los que estuvieron secuestrados en sus propios departamentos.

Las torturas a las que fueron sometidos ellos y algunos de sus compañeros, las persecuciones que tuvieron que pasar; una de las jóvenes dijo que los obligaron a beber gasolina y a causa de eso uno de sus amigos, Pablo Chavarría murió, esto ocurrió en Jinotega.

El compañero Milthon Ruiz dijo que hay que trabajar para continuar consolidando la paz en el país. Y continuar trabajando en las diferentes actividades como deporte, cultura, medio ambiente, entre otras.