Como parte de las fiestas patronales de Managua en honor a Santo Domingo de Guzmán, las familias del barrio San José Oriental disfrutaron de una jornada cultural y la tradicional corrida de toros.

De acuerdo a Manuel Orozco, esta es una tradición que cuenta ya con 25 años y se ha celebrado de manera ininterrumpida.

Al respecto, indicó que forma parte del rescate a las tradiciones nicaragüenses, que son disfrutadas en su máxima expresión por el pueblo en este mes de agosto en la capital.

Orozco reconoció que gracias a que el Gobierno encabezado por el Comandante Daniel y la Compañera Rosario, Nicaragua cuenta con paz y es posible expresar sus costumbres con seguridad.

Camilo Membreño, el tradicionalista de Managua encargado de llevar los animales que intentaron ser domado en dos calles cerradas con mallas, aseguró que en esta ocasión fueron 12 bestias.

“De los 12 años que tengo aquí, desde que se inició la monta de toros, hoy se van a montar dos vacas, una vaca vieja parida y otra joven. Por primera vez se va a montar una vaquilla”, afirmó.

Durante la actividad en el popular barrio de Managua, la asistencia fue masiva y la seguridad fue garantizada por oficiales de la Policía Nacional.

vacas

vacas

vacas

vacas

vacas

vacas