La Policía Nacional dio a conocer el informe sobre la actividad delictiva en el país, comparando el primero y el segundo trimestre de 2018, contrastando el aumento drástico de crímenes ocurridos a partir de abril.

El Comisionado General Jaime Vanegas, Inspector General de la Policía Nacional, indicó que también hubo una disminución de denuncias por un orden superior a las 5000 respecto al primer trimestre, debido al acuartelamiento de los oficiales, los ataques recibidos en diferentes puntos del país y la dificultad de prestar su servicio que esa situación provocó.

En el segundo trimestre aumentaron las muertes violentas en 205, alcanzados en ese periodo 322 muertes homicidas desde el 1 de abril al 30 de julio.

Robos con intimidación aumentaron en 59 con una efectividad policial de 39.9% y un crecimiento dramático de robo de vehículos pasando de 439 vehículos robados contra 58 en el primer trimestre.

Entre enero y marzo se registraron 79 robos de armas de fuego, mientras que, en el segundo, fueron 376 los robos de ese tipo reportados.

En el primer trimestre solo se registraron 4 incendios mientras que en el segundo se produjeron 70 incendios, 46 en instituciones públicas, 15 en privadas y 9 en casas de habitación,

De tres secuestros en el primer trimestre, aumentaron a 170, de los cuales 63 eran policías, mientras que los saqueos pasaron de 0 a 107, 53 a instituciones públicas, 47 a privadas y 7 a casas de habitación, incluyendo 3 casas de miembros de la Policía Nacional.

Policia1

La extorsión, modalidad poco común, pasó de 3 a 1864 extorsiones en los tranques y barricadas instalados por grupos terroristas golpistas.

Sin embargo, los accidentes de tránsito y las muertes redujeron su ocurrencia debido a que desde abril hasta el 30 de julio, el país tenía tranques en las principales ciudades impidiendo la libre circulación.

En el segundo trimestre se registraron 144 muertes por intento de Golpe de Estado, Mientras que 40 muertes ocurrieron por rencillas personales, 39 por discusiones en estado de ebriedad, 19 por robo, 1 por problemas familiares, 5 por discordias con la pareja, 1 por violación o abuso sexual, 2 por problemas de propiedad, 9 enfrentamientos de pandillas y 13 por otras causas y 48 muertes cuyas averiguaciones continúan avanzando.

En el segundo trimestre 89 homicidios fueron cometidos con arma de fuego, 144 asesinatos también con armas de fuego.

El reporte también advierte sobre 115 vehículos robados para luego ser quemados, 115, tanto a particulares como a entidades públicas.

La Policía reportó 1531 tranques en todo el país y 113 en las carreteras, donde los departamentos más afectados eran Masaya, Matagalpa, Chontales, Managua, Zelaya Central, Boaco y Río San Juan hasta llegar al Triangulo Minero donde había solo un tranque.

Los tranques eran los centros de operaciones donde se torturaba, violaba asesinaba, extorsionaba, asaltaban, robaban vehículos. Y desde donde se desplazaban para atacar a balazos e incendiar unidades de Policía, destruían infraestructura pública y privada así como la infraestructura vial, para causar terror en la población.

Policia1

Policia1