El 8 de agosto se conmemora el día en que los trabajadores de la Salud, pues fueron reintegrados a sus labores por el primer Gobierno Sandinista en la década de los 80, luego de ser despedidos arbitrariamente por la dictadura somocista, y le fueron restituidos todos los derechos que habían sido confiscados por la tiranía.

Así mismo, el 16 de agosto se conmemora al héroe y médico sandinista Oscar Danilo Rosales, quien abandonó las aulas de clases para sumarse al FSLN y a la lucha por la liberación del pueblo. Ambas fecha tiene el objetivo central de conmemorar la ardua labor que desempeñan los trabajadores de la salud de forma humanitaria, social y solidaria, siempre de la mano del pueblo, llevando una gota de esperanza a quien más lo necesita.

Desde el 2007 el MINSA, lo primero que se hizo fue restituir el derecho a la salud de los ciudadanos de manera gratuita, esto por mandato del comandante presidente Daniel Ortega Saavedra, garantizando medicamentos, atención a las mujeres embarazadas con cariño y calidez,  tratamiento Oncológicos a pacientes con cáncer y cirugías gratuitas a la población, sin olvidar las construcciones de nuevos hospitales equipados en su totalidad con tecnologías de punta.

Los  médicos realizan una gran labor en todo el país, hasta en los lugares más recónditos, esto habla de la disposición y el amor que tienen los hermanos que pertenecen al movimiento medico que trabajan en el sistema de salud y que están involucrados para mejorar las condiciones de vida de la población.