En estas últimas semanas hemos podido ver cómo vamos recuperando la normalidad en nuestro país, el comercio poco a poco en su normalidad, la producción agrícola vuelve hacer la misma, la ganadería en su curso, y la diversión nocturna retoma su eje.

Pausada mente estamos volviendo a nuestra vida nocturna de fines de semanas con amigos en los diferentes bares, discos y restaurantes, una costumbre que hace un mes atrás no podíamos disfrutarla, debido a que estábamos secuestrados en nuestros propios barrios y comunidades, por grupos terroristas que nos habían robado la paz.

Ahora gracias a las caravanas de la paz ya no tenemos tranques, ya no estamos secuestrados. Hoy podemos andar en las calles de nuevo con tranquilidad y con seguridad.
Los lugares de recreación ya están atendiendo de nuevo, volvemos a ver sonreír a los niños en los parques, a los jóvenes disfrutando de deportes en los complejos deportivos y calles.

Las zonas de diversión para los más grandes como lo son los bares de la zona rosa, la zona hippos, las discos en diferentes lugares del centro de Managua y carretera a Masaya vuelven a su auge.
En los centros comerciales volvemos a ver a las familias y parejas comprando y consumiendo en diferentes establecimientos de estos centros comerciales.

Tenemos que seguir luchando para recuperar una paz totalitaria, una paz que teníamos en estos últimos 11 años con este buen gobierno, no podemos darle paso a estos terroristas que lo que desean es ver un país en caos.